Columnistas

La estrategia de Juntos por el Cambio: ¿dividirse en tres para el 2021?

Por Joe Bananas

El lunes, mientras la marcha ocupaba las calles porteñas, Mauricio Macri concedía un reportaje a Joaquín Morales Solá.

Si bien los ataques a Cristina Fernández y al gobierno nacional son habituales en Mauricio Macri, llamó la atención su asociación de la ex presidenta con Diego Maradona, a los que calificó como “irracionales”. Sólo desplazando a Cristina la Argentina podría recuperarse. Sobre Maradona afirmó que él lo había echado de Boca Juniors, y a partir de ahí el club de la Ribera había comenzado a cobrar vuelo.

Muchos analistas y políticos no conseguían explicarse por qué razón Macri había realizado esa operación, que más bien parece destinada a fortalecer el afecto hacia Cristina dentro de amplios sectores de la sociedad al asimilarla con el máximo referente futbolístico de la historia argentina.

De todos modos hace ruido que esas afirmaciones hayan pasado el proceso de edición. Esto indica una sola cosa: que Juntos por el Cambio ha comenzado a redefinir su estrategia electoral para 2021 y 2023.

Hasta el presente, se ha afirmado reiteradamente que la oposición se encuentra dividida entre halcones y palomas, y que, en tanto estas últimas cuentan con mejor imagen en las encuestas, los halcones son los que terminan marcándoles la cancha con sus marchas. Sin embargo, los números de Mauricio Macri en las encuestas son pésimos, y a la presidenta del Pro, Patricia Bullrich, no le va mucho mejor.

Ya que el año próximo sólo habrá elecciones legislativas, la oposición parece haber adoptado una solución de manual: dividirse en tres listas electorales –halcones, palomas y  libertarios-, para sumar diputados que luego terminarían integrándose en un bloque legislativo común, con una nueva denominación, según ha propuesto Martín Lousteau. Así, cada uno de los segmentos de los votantes de la oposición tendría los candidatos con los que se sienten mejor representados. Para unos serán los moderados: ¿María Eugenia Vidal?, ¿Diego Santilli en su intento de desembarco en la PBA? Para otros los “duros”, con Patricia Bullrich y sin Macri, para preservarlo y evitar que se convierta en un salvavidas de plomo. Para los ultraliberales y libertarios queda la opción de José Luis Espert y Javier Milei. Tres espacios que sumarían para la misma bolsa.

Adicionalmente, la segmentación posibilitaría que la propuesta de inclusión dentro de una nueva oposición con otra denominación incorporara a actores tales como el GEN de Margarita Stolbizer o al socialismo santafesino. A diferencia del oficialismo, que necesita aglutinar para gobernar, la oposición puede ensayar una estrategia mucho más redituable.

El laboratorio del Pro sigue funcionando.

Show More

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *