Nación

Memoria: la justicia confirma hoy lo que el multimedio Cadena 94.5-infopilar.com.ar adelantó hace cuatro años

En su edición de este domingo, el portal de Daniel Hadad informa que a partir de información llegada desde Alemania, la justicia argentina confirmó que Val de Loire, la offshore que el padre del intendente De Achával y dueño del hipódromo de Palermo siempre negó, le pertenece. Esta causa -por lavado de dinero- se abrió por las revelaciones de Panamá Papers sobre giros por USD 70 millones a cuentas en ese país y Suiza, a nombre de la firma creada en Nevada.

Según establece Infobae, pese a la reiterada negativa de De Achával de ser el beneficiario final de Val de Loire o de los millonarios fondos que salieron del país en esos años, para la justicia argentina “las pruebas reunidas en el expediente refuerzan esta sospecha y permiten tenerla por acreditada”. Entre los elementos recogidos por el juez federal Sebastián Casanello en los últimos meses figuran los datos bancarios enviados por Alemania, que muestran que todas las personas asociadas a la cuenta de la offshore en el Deutsche Bank AG de Hamburgo estaban ligadas a De Achával.

En consecuencia, sostiene el portal, si De Achával se encuentra detrás de Val de Loire (por ser el beneficiario final), Hipódromos de Palermo se “autoprestaba” millones de dólares y depositaba el dinero en Alemania y Suiza. Según los documentos, para la devolución del dinero “prestado”, Val de Loire, en tanto accionista de HAPSA (la sociedad que regentea el hipódromo) en la Argentina, no recibiría los dividendos que le correspondían hasta cancelar la deuda. De esa manera, retenía las ganancias que en la Argentina le correspondían a Val de Loire.

A partir de las revelaciones de Panama Papers, Elisa Carrió hizo la denuncia en al justicia y el fiscal federal Federico Delgado imputó a De Achával por el presunto delito de lavado de dinero y el juez Casanello envió exhortos a Alemania, Suiza y Uruguay.

Cadena 94.5 e infopilar

Hace unos cuatro años, este multimedio trazaba una breve descripción del entonces candidato a concejal por el oficialismo, Federico Sebastián De Achával. En aquella oportunidad, nos referíamos a su patrimonio, de acuerdo a su declaración jurada, y a los vínculos del ahora intendente con las empresas de su padre y el empresario César Mansilla, hoy su principal propagandista. Lo que sigue, es la transcripción textual de la primera parte de una serie de notas, titulada ésta «De Achával se desprendió del ´de´ original, pero no de las acciones de las empresas familiares», lo que provocó el enojo del hijo de Federico Miguel contra estos medios, disgusto que perdura hasta hoy

Si bien admite participación accionaria en sólo dos empresas y hasta se quitó el “De” para evitar incómodas reminiscencias, el concejal Federico de Achával integra otras dieciocho como hijo (el mayor) de Federico Miguel De Achával, el socio en el Hipódromo de Palermo del hoy detenido Cristóbal López.

El concejal forma parte de Valfinsa Bursátil SA (consultoría financiera), y La Quádigra SA (servicios empresariales), según su declaración jurada, ambas con domicilio fiscal en Reconquista 144, piso 11, CABA.

Y curiosamente –o casualidad, dirían sus partidarios-, idéntico domicilio reconocen Valfinsa SA, Ondistar (servicios inmobiliarios), Picabuey SA (cría de ganado, stud), Corporación de Emprendimientos Urbanos SA (empresa de construcciones), Correon SA (producción de bienes y juegos de azar), Productos Financieros SA (servicios financieros), Gerenciadora de Juegos SA, Compañía Gerenciadora de Inversiones SA (servicios financieros), Conglomerado SA (compañía de inversiones), Da Silvano SA (juegos de azar), e Inversora Internacional Hípica SA (compañía de inversiones).

Asimismo, también pertenecen al grupo De Achával Perfiltra SA o Imerys  Perlita Tucumán (procesadora de mineral, Julio A. Roca 781, piso 12), Emprendimientos Guernica SA (Maure 1687, piso 8 “a”), y Tecno Acción SA (servicios de consultoría informática, ciudad de Salta).

Para el final dejamos al “diamante” de la corona: el Hipódromo Argentino de Palermo SA (Av. Del Libertador 4103, CABA), que es la que produce los mayores dividendos que el concejal usufructúa alegremente para su campaña electoral omitiendo las graves irregularidades que rodean tanta fortuna.

Los beneficios generados por el Hipódromo son de tal magnitud, que ya en 2006 De Achával padre decidió girar (esconder) una parte en el estado de Nevada, bajo la fachada de una empresa denominada Val de Loire. “Americanizada” esta cuenta, las utilidades (unos dos millones de dólares mensuales en promedio) se transfirieron a la segura y secreta Suiza.

En 2017, se supo que De Achával, entre el 2007 y el 2013, giró 70 millones de dólares a Val de Loire, dinero que se depositó previsiblemente, en Suiza: en una cuenta perteneciente a Leandro Báez, el hijo mayor de Lázaro, otrora el empresario preferido de los Kirchner y hoy jaqueado por juicios e investigaciones que lo vinculan con los hechos de corrupción más escandalosos que registre la historia argentina.

También previsiblemente, De Achával siempre negó que Val de Loire fuese propia, aún cuando el informe oficial que recibió al respecto la justicia argentina lo señala como “beneficiario final”.

Ahora bien, como las conductas de López y De Achával  -los socios- comenzaban a ser objeto de escrutinio público a través de la justicia y los medios, y el imperio comenzaba a resquebrajarse, optaron por apelar a los servicios de una agencia de comunicación especializada en crisis (¿?) propiedad de otro empresario: el pilarense por adopción y dueño del multimedio que reúne al Diario Regional y su radio, el restaurante Tinto y Soda y el club Real Pilar (antes Fénix), entre otras firmas como la quebrada Infosic, que dejó un tendal de trabajadores sin indemnizar, César Mansilla.

Asesor comunicacional del Grupo Indalo y de HAPSA SA (la controladora de Hipódromo), Mansilla –que además diseñó la publicidad del City Center, el fabuloso casino que López instaló en Rosario a cuadra y media de distancia de una de las villas de emergencia más grande y pobre de Santa Fe- no tardó en convertirse en principalísimo consultor del hijo de su contratante que tenía ganas de hacer política.

Mansilla (cuya empresa Nueva Comunicación también prestó servicios al municipio de Pilar) ofició de nexo entre Humberto Zúccaro y los De Achával, propiciada aún más la relación por el innegable gusto del ex intendente por los juegos de azar y las carreras de caballos.

El pilarense, entonces, se dedicó a guiar y tutelar al joven De Achával, en procura de cumplir con el sueño y el pedido de su socio, el De Achával mayor, ya que Mansilla aparecería como beneficiario de Val de Loire a través del Deutsche Bank de Hamburgo, cuenta 600-XXXXXXX, transferencias “libres de todo impuesto, retención, tasa, gasto o comisión”, de convertir al hoy concejal en intendente del distrito.

A tal punto Mansilla es el gurú de De Achaval (jr) que fue quien le aconsejó borrar el “De”, según aparece en la fan page oficial de campaña el 5 de mayo 2014.

Por otra parte, esta candidatura podría verse frustrada por el accionar de la justicia, que continúa investigando las cuestiones arriba descriptas e iniciadas en 2015 por Elisa Carrió contra López, De Achával “y otros” (uno de estos “otros” sería el propio Mansilla) por encubrimiento de lavado de dinero.

Cabe aclarar que la maniobra investigada es bastante más compleja que lo aquí reflejado, ya que incluye más de un centenar de empresas fantasmas, sospechosos estudios de abogados panameños, varios paraísos fiscales (Curazao, Belice, Hong Kong), accionistas flojitos de papeles, y una variada gama de testaferros para esas cuentas.

Pero a Federico no sólo lo incomodan las dudosas maniobras del padre; también aparece un tanto complicado por el suegro, Clemente Sañudo Freyre, vinculado a una investigación judicial por el secuestro y desaparición, en enero de 1977, de Conrado Higinio Gómez, un abogado vinculado a la actividad hípica, atribuido a un grupo de tareas de la armada masserista. En octubre de ese año, Sañudo Freyre aparece comprándole un ejemplar equino (Dame Yi) a uno de los integrantes de ese grupo.

Por último, un dato curioso: según su declaración jurada, Federico de Achával es dueño de una envidiable fortuna entre dinero en efectivo, bonos, cuentas en el exterior, dividendos accionarios, alquileres, y sin embargo exhibe sólo dos propiedades, un departamento valuado en 300 mil pesos y una casa de poco más de un millón. Y no tiene auto.

Show More

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *