Provincia

Denuncian que funcionarios bonaerenses dejaron entrar droga a un instituto de menores y un joven terminó ahorcado

César Gorria, trabajador de Menores Autoconvocados, se refirió al trágico fallecimiento ocurrido el martes, cuando un joven perdió la vida dentro del instituto Almafuerte. Además, denunció la falta de atención del gobierno y las malas condiciones edilicias y laborales.

“Tenemos una gestión que no responde a las necesidades de las instituciones”, aseguró César Gorria. El trabajador de Menores Autoconvocados, una organización que se formó ante la falta de respuesta, tanto de la gestión provincial como de los sindicatos, ante las problemáticas en las instituciones de menores, denunció la “falta de presupuesto y personal” que hace que “sea muy difícil para los trabajadores cumplir sus funciones” en estos centros.

Ante estas complicaciones, en medio de reducciones de presupuesto, malas condiciones edilicias, salarios bajos y sobrepoblación en los institutos, en Almafuerte, según informó César Gorria, un joven perdió la vida.

Todo comenzó con un problema en los controles de los envíos que llegan de parte de los familiares hacia los internos. Ante la situación de la pandemia, se puso en práctica un “sistema de encomiendas” donde los allegados envían paquetes, que se mandan a una institución que luego las deriva hacia los diversos institutos. “El tema es que no tuvieron en cuenta tener personal para requisar las encomiendas que ingresan”, destacó Gorria. Y contó: “En una encomienda entró droga, la consumieron y se produjo un intento de motín, donde se lastimaron menores e intentaron lastimar a los maestros, y aparte se dañó la estructura edilicia”.

El resultado del levantamiento, informó, fue “maestros golpeados, que tuvieron que llevarlos al hospital de Romero” y que “uno de los menores que estuvo en la repliega se terminó ahorcando”. “Hay 75 menores alojados y, a la noche, han reducido tanto las horas extras que no hay maestros de planta, o sea que tampoco hay para controlarlos. Solamente había cinco para tres pabellones completos”, detalló.

“No se está respetando la capacidad, se superponen los institutos”, denunció César Gorria. Además, aseveró que a esto se agrega “el problema de la reducción del presupuesto”, y que “trabaja muy poca gente a razón de los menores que hay”. “La falta de personal y estructura edilicia hacen que estos institutos terminen con grandes problemas de conducta de los menores”, marcó.

En este sentido, el referente de los autoconvocados contó que el último censo que se hizo indica que “a la secretaría de Niñez le están faltando 700 trabajadores como mínimo para cubrir las vacantes que se necesitan para los institutos”.

Además, denunció que el gobierno puso gente “inexperta”. “Los directores, los funcionarios que vienen con las gestiones nuevas, tienen poca experiencia con el funcionamiento de máxima seguridad, entonces ponen en práctica formas de trabajo que ponen en riesgo a los trabajadores y a los mismos menores”, criticó. Y agregó: “Son funcionarios no preparados, y a los que han estado años trabajando no se los tiene en cuenta para ocupar los cargos de responsabilidad”.

Show More

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *