Provincia

En la provincia, los delitos contra la integridad sexual “no dejan de crecer”

Se trata del cuarto informe sobre delitos y violencias en la provincia de Buenos Aires, realizado por el Observatorio de Políticas de Seguridad (OPS) de la facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la UNLP.

Con el objetivo de aportar datos sobre las investigaciones penales que se iniciaron en la provincia de Buenos Aires, el informe, difundido por el portal RealPolitik, puntualiza en el análisis de mediano plazo de algunos delitos seleccionados como indicadores de la violencia letal e interpersonal, según informes estadísticos publicados por la Procuración General de la Suprema Corte de Justicia de Buenos Aires (PGSCJBA). El período de estudio es 2009-2021, “ya que para estos años existe información comparable y disponible”, remarcaron desde el Observatorio de Políticas de Seguridad (OPS).

Vale aclarar que la apertura de las investigaciones penales preparatorias (IPPs) tienen como origen la denuncia en sede policial que realiza un/a ciudadano/a, la denuncia directa o virtual en fiscalías o la intervención de oficio policial o judicial, por lo que quedan excluidos aquellos delitos que las personas no pueden o no quieren denunciar.

Además, en clave de lectura, distinguieron entre el Fuero Criminal y Correccional (FCyC), donde se investigan los delitos cometidos por personas mayores de 18 años o los denominados “autores ignorados o desconocidos” y el Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil (FRPJ), que aglutina los delitos cometidos por personas entre 16 y 18 años de edad.

Homicidios dolosos

Uno de los emergentes más significativos es la reducción del 40 por ciento en las investigaciones penales preparatorias sobre homicidios dolosos en la provincia de Buenos Aires, al pasar de una tasa de 8,5 homicidios cada 100 mil habitantes en 2009 a 4,5 en 2021. “La tendencia descendente se presenta tanto en la cantidad de IPPs sobre homicidios dolosos cuyos presuntos autores son mayores de edad, como en las que involucran a personas menores de edad y cuyas causas tramitan en el Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil”, destacaron.

La directora del OPS, la doctora en Sociología Ángela Oyhandy señaló que el informe “muestra que la tendencia descendente en los homicidios dolosos, se presenta en todos los departamentos judiciales del conurbano bonaerense, aunque con distintas intensidades”.

Y profundizó: “Si bien la evidencia sobre la reducción de la violencia letal en los grandes conglomerados urbanos de la provincia de Buenos Aires es concluyente, se necesita avanzar en la realización de nuevos estudios cualitativos que colaboren en la explicación de este fenómeno”. En tanto, otro dato relevante es que disminuyó la tasa de víctimas de homicidios dolosos, pasando de 9 víctimas cada 100 mil habitantes en 2014 a 4,7 en 2021.

En el Conurbano

A su vez, otro de los emergentes fue el descenso de las investigaciones penales preparatorias iniciadas en el Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil, tanto en términos absolutos como en relación al total de las investigaciones penales iniciadas. Mientras en 2009, las investigaciones penales correspondientes al FRPJ representaban el 4,3 por ciento del total, en 2021 descendió a 2,1 por ciento.

De este modo, se preguntaron: “¿Existen procesos macroeconómicos, sociales y culturales que pueden haber incidido en este descenso? ¿Debemos buscar explicaciones en el nivel local relevando las políticas municipales y/o provinciales?”.

Asimismo, otra estadística representativa es el incremento de las investigaciones vinculadas a delitos contra la integridad sexual que entre 2015 y 2021 “no dejan de crecer”. “Se ha señalado el impacto del ascenso del movimiento de mujeres, la visibilización del tema y la existencia de políticas públicas que acompañan y facilitan el acceso para la realización de denuncias. La masividad de estas denuncias requiere que las instituciones policiales y judiciales acompañen con la generación de nuevos dispositivos de abordaje acordes a la nueva expectativa social en relación a la prevención, reparación y castigo de estos delitos”, solicitaron.

Al mismo tiempo, las infracciones a la ley de Estupefacientes “han crecido de modo exponencial”, incidiendo en el incremento de la tasa de encarcelamiento. También los robos y robos agravados “no han dejado de ascender” en el período de estudio, con excepción de 2020 y 2021, años en que las restricciones a la circulación impuestas por la pandemia, impactaron en estos delitos.

Por último, el incremento sostenido de las amenazas año a año “es expresión de la vitalidad que tiene la judicialización de los conflictos y las violencias interpersonales en nuestra vida cotidiana”, concluyeron.

Show More

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *