Provincia

Informe: preocupante panorama de la industria bonaerense

La pandemia de coronavirus azota impiadosa sobre las vidas humanas, amenazando con convertirse en una auténtica pesadilla para la casi totalidad del planeta. De manera concomitante, la economía global colapsó y las expectativas de desarrollo quedan reducidas a su mínima expresión.

En nuestro país las secuelas de la crisis son todavía incalculables, aunque los datos aportados por las organizaciones empresarias, especialmente del sector industrial, marcan una realidad preocupante. A pesar de que algunos síntomas de reactivación se insinúan en este último tiempo, la comparación de niveles de producción interanual es claramente negativa.

Un trabajo realizado por el Centro de Estudios de la Unión Industrial Argentina (UIA), difundido por la sección bonaerense de la entidad y la Asociación de Industriales de la provincia de Buenos Aires, da cuenta de que durante el mes de julio la actividad industrial en el territorio provincial se contrajo 6,2% interanual, aunque en la medición creció una cifra semejante respecto al mes anterior.

A pesar de tímidos repuntes a partir de agosto, el relevamiento marca con claridad que todos los sectores, excepto tabaco y productos químicos, registraron contracciones interanuales. En ese marco de complejidad, los más afectados en términos absolutos fueron metales comunes y textiles.

“La contracción de julio se debió principalmente a la caída en alimentos y bebidas (-2%), máquinas y equipos (-2,8%), textiles (-25,3%) y refinación de petróleo (-5,7%)”, indica el informe de UIPBA/ADIBA”. Y añade que, así, los primeros siete meses de 2020 acumulan una baja en el nivel total de producción de -14,3%.

El panorama no es muy diferente si se recorren las diversas actividades. En agosto, por ejemplo, los patentamientos de vehículos de la industria automotriz bonaerense registraron una caída del 30,7% interanual, mientras que el de motos se contrajo un 4,8% comparado con igual mes de 2019. En agosto, los patentamientos de autos de la provincia de Buenos Aires representaron el 28,2% del total patentado en el país.

“Para lo que resta del año el futuro del sector es muy incierto. El aumento de la brecha cambiaria entre la cotización oficial del dólar y el paralelo, junto a las alertas por falta de abastecimiento, aceleran las ventas de los automóviles en lo inmediato comprometiendo las futuras”, aseguraron desde la entidad empresaria.

Por su parte, la venta de maquinaria agrícola aumentó un 32,4%, una golondrina en medio de este verano de crisis. El sector de la construcción no escapa a la regla: la caída en los despachos de cemento bajaron un 24,3% interanual en agosto, acumulando una contracción del 34,6 por ciento.

En el rubro inmobiliario, afectado por la volatilidad del tipo de cambio y la lenta vuelta al trabajo en las obras, el impacto fue fuerte. Las escrituras retrocedieron un 26,5 por ciento interanual en agosto en el territorio bonaerense.

Caen las exportaciones, sube algo el consumo en la Provincia

El impacto de la crisis global repercutió también en las exportaciones de manufacturas de origen industrial, que se contrajeron un 14 por ciento en agosto último, con un total exportado de 1.697 millones de dólares. El acumulado en el año alcanza a U$S 13.129 millones, con una caída interanual del 12,3 por ciento. Las manufacturas de origen industrial representaron la mayor porción de las exportaciones (34,5%), seguida de las manufacturas de origen agropecuario (34,0%), los productos primarios (25,7 por ciento) y Combustibles y lubricantes, con el 5,8%. En cuanto al consumo interno, en el séptimo mes del año las ventas de supermercados de la provincia de Buenos Aires se expandieron un 4,1% interanual, reflejando los nuevos patrones de consumo: más demanda de bienes esenciales y cambio en lugares de consumo.

Empleo

La caída en la producción industrial, marcada y persistente a pesar de algunas señales de recuperación, sumada a la caída en las exportaciones y un desplome del consumo interno, repercutieron también en el mercado de trabajo. Así, las cifras muestran que a partir de junio se estabilizó la tasa de caída interanual en cuanto a pérdida de puestos de trabajo, con un descenso del 3,3 por ciento en el total de la provincia. El territorio bonaerense es, luego de la Ciudad de Buenos Aires, la región más afectada en términos absolutos: 62.000 puestos de trabajo menos que en junio del año anterior. A nivel industrial, se estima una caída de 3,2% (14.600 puestos) para el empleo industrial bonaerense, con un aumento de la tasa de desempleo del 1,1% interanual en los partidos del Gran Buenos Aires.

 

Show More

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *