Columnistas

Historia confidencial de Andreani: correo, política, narcotráfico y… Yabrán

Por Christian Sanz (*)

En las últimas semanas, la firma Andreani logró relevancia pública luego de conseguir un conchabo con el Estado de más de 400 millones de pesos, en el contexto del reparto de las vacunas Sputnik V.

Ciertamente, la empresa quedó en medio de un inesperado escándalo por haber incumplido su propia promesa de hacer ese trabajo de manera gratuita. Tópico que aún no ha sido aclarado del todo.

Ello obliga a recordar que no es la primera vez que aparece en medio de una polémica. Ya en los 80/90 la firma fue severamente cuestionada por puntuales hallazgos de droga en sus camionetas postales. Más específicamente en encomiendas.

Parte de esa trama la reveló a este periodista Abel Cuchietti, entonces titular de Encotesa, el miércoles 23 de agosto de 1995: «Esto no es nuevo. En la historia del correo existen varios casos de envíos postales con droga. Desde Mar del Plata se mandaban postales con droga hacia España en los años 91 y 92«.

Ese y otros testimonios, que refuerzan tal hipótesis, aparecen en “La larga sombra de Yabrán” (Editorial Sudamericana, 1998), libro publicado por quien escribe estas líneas.

Andreani había sido copada por el narcolavador Alfredo Yabrán en algún momento impreciso de la historia. Y a partir de allí comenzaron los traslados de narcóticos y otros elementos prohibidos.

En realidad, el fallecido empresario postal había logrado hacerse con el control de varias empresas postales a través de aprietes mafiosos.

En una entrevista que este cronista le hizo en 1995, el entonces ministro de Economía Domingo Cavallo señaló que el propio Yabrán le había confesado que “era socio de EDCADASSA, Intercargo, Interbaires, OCA, OCASA”, y reconoció “cierto control sobre Andreani y las empresas de limpieza y vigilancia Zapram y Orgamer”.

Milagro postal

Oscar Andreani siempre se rehusó a ceder poder en su propia empresa, pero Yabrán apretó fuerte y obró el milagro.

Lo hizo a través de concretas gestiones parlamentarias que impulsaron legisladores a los que tenía a sueldo, entre otros Carlos Alderete y Florencio Tenev (ex gobernador chaqueño), También el exvicepresidente de la Nación Carlos Ruckauf.

A ello sumó una fuerte campaña de desprestigio —principalmente denuncias de contrabando— que culminaron en el hecho de que Andreani cediera el estratégico “Departamento de Documentación Especializada”.

Finalmente, como se dijo, Yabrán se hizo con el control de la empresa postal. Nunca se supo con precisión cómo obraba ese “dominio”, pero siempre se rumoreó con dos posibilidades.

La primera asegura que Oscar Andreani ha sido testaferro de Yabrán. La segunda sostiene que fueron “socios del miedo”: Yabrán controlaba a Andreani mediante actos violentos.

Drogas postales

El día 3 de mayo de 1997, revista Noticias publicó una entrevista realizada a un ex gendarme, Victor Pintos, especializado en contrabando y narcotráfico. En la nota Pintos denunció, entre otras cuestiones, una operación de narcotráfico vinculada con gente de la firma Andreani.

Textualmente confesó: “Yo estaba detrás de un ex comisario de la Policía Bonaerense, Roberto ‘Piti’ Catinari, que tiene acceso a armas pesadas y contactos con la SIDE (…).Catinari tiene relación con personal de la empresa Andreani involucrado en operaciones de narcotráfico desde Salta hacia la costa bonaerense. El juzgado Federal Nº 2 de Morón me solicita en agosto de 1996 que investigue al administrador general de transporte de Andreani en la ciudad de Salta y al encargado en la ciudad de Tartagal, donde se armaban encomiendas con droga que venía desde Bolivia. Los cargamentos bajaban a Santiago del Estero donde el nexo era Daniel Leguizamon, alias “Tribilín”, un policía de la línea del ex comisario Mario Rodríguez. “Tribilín” a su vez informaba de los cargamentos a un comprador en Bs.Aires, que según las escuchas telefónicas que conseguimos era Catinari. A su vez “Tribilín”, quería conseguir protección policial para pasar droga en las camionetas de Andreani”.

Luego de esta y otras denuncias, Pintos fue víctima de un atentado. Tiempo antes había sido exonerado de la fuerza a la que pertenecía.

Ninguna coincidencia.

(*) Periodista, director del portal Tribuna de Periodistas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 4 = 2

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp