Columnistas

La triste realidad de las fuerzas de Seguridad: haberes de miseria y sumas en negro

Por Pablo Sebastián Giles (*)

A pesar de los anuncios pomposos de aumentos del Ministerio de Seguridad de la Nación, las Fuerzas Federales de la República Argentina son, en comparación con otros sectores, las peores pagas.

En tal sentido en el mes de marzo de 2024 el Haber Básico de los uniformados, activos y pasivos se incrementó solamente un ocho por ciento (8%), perdiendo una vez más varios puntos frente a la crisis inflacionaria que según informes de consultoras privadas, la posiciona en “12,2% mensual con un crecimiento interanual de 288,3%” es decir, por arriba del porcentaje que buscaba conseguir el Poder Ejecutivo en el tercer mes del año.

Por otra parte es sumamente importante destacar que el Estado Nacional continúa pagando montos e ítems en negro lo cual incide negativamente en los aportes previsionales computados, la liquidación de aguinaldos, licencias especiales, vacaciones e indemnizaciones, perjudicando fundamentalmente a retirados, jubilados y pensionados.

Finalmente debemos recordar que al momento de pasar a pasividad los funcionarios perciben un porcentaje del haber básico proporcional a los años trabajados y el grado obtenido al momento de iniciar el trámite, por lo cual sus ingresos disminuyen drásticamente quedando algunos incluso por debajo de la línea de la pobreza.

Haberes básicos de las Fuerzas Federales de la República Argentina (primer jerarquía actualizada a marzo de 2024)”

-Prefectura Naval: Marinero $487.102,31

-Policía Federal: Auxiliar de Séptima $457.186,32

-Gendarmería Nacional

Gendarme II: $442.820,28

-Servicio Penitenciario Federal: Cadete de Segundo Año $248.774,61

-Policía de Seguridad Aeroportuaria: Aspirante a Oficial $123.036,23

Nuevamente resurge el debate entre quienes tienen la misión de brindar seguridad a la población, en medio de los anuncios y cierres de paritarias de camioneros, choferes de corta y larga distancia, bancarios y empleados de comercio cuyos ingresos oscilan en 1.000.000 de Pesos, lo cual representa a groso modo para un empleado del sector privado sin antigüedad, familia ni hijos, un haber básico de aproximadamente “1.000 Dólares Estadounidenses”.

En uno de los peores momentos económicos del país los uniformados comienzan a comprender que aunque el respaldo institucional y el apoyo moral son necesarios, no bastan ni sustituyen el sueldo digno que les corresponde por derecho.

 

(*)  Columnista en el portal Tribuna de Periodistas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 4 = 6

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp