Columnistas

Miente, miente, que algo quedará

Por Malú Kikuchi (*)

La frase del título tiene un origen terrible, se la atribuye a Joseph Goebbels, ministro de Propaganda de Hitler. El concepto de la frase es malo, el resultado es peor. Si la mentira se repite, pasa a ser creíble.

Mentir es construir una falsa realidad. Para las religiones es pecado. En algunos casos para la ley es delito. Pero siempre es malo. Para el sujeto de la mentira, puede ser devastador. Para la política hoy, es una práctica.

Se acercan las PASO,  el 13/8/2023, y el nivel de agresividad va subiendo el tono. Dentro de los partidos que van a competir por determinados puestos y en particular por parte del oficialismo contra la oposición.

En este último caso la mentira contra la oposición pasa a ser un arma.  Mienten con absoluta impunidad. Una vez que la verdad salga a la luz, siempre lo hace, puede que llegue tarde o que la sospecha, quede.

Justo antes de las elecciones legislativas del 2005, Daniel Bravo (hijo de Alfredo Bravo) denunció a Enrique Olivera, ex vice jefe de gobierno CABA, presentando pruebas falsas sobre 2 cuentas no declaradas en Suiza.

La Justicia pidió información a Suiza. Esta llegó una semana después de la elección, que por la denuncia tuvo un mal resultado para Olivera. En 2007 Daniel Bravo se disculpó. Pero el mal estaba hecho.

Ahora hay dos precandidatos a la presidencia de la Nación con proyectos que prometen cambiar el estatus quo de la política vernácula. El establishment, la patria contratista, el capitalismo de amigos, tiemblan.

Ni qué hablar del oficialismo y sus políticas populistas y de la imperiosa necesidad de impunidad para varios de sus miembros. La solución ante este peligro es simple, atacar a los precandidatos con mentiras,

Empezaron con Javier Milei, personaje temible para “la casta” y todos los que de alguna manera viven de ella. Personajes como Carlos Maslatón, Carlos Eguía, Blumberg y mujeres varias, denunciaron a Milei.

Denuncias de todo tipo, las últimas sobre venta de cargos a US$ 10.000, 30.000. 50.000, hasta 100.000. Los medios se hicieron eco. Milei desapareció de las radios y de la TV. Un fiscal de oficio investiga.

Hasta ahora el único que se presentó es Maslatón quien dijo que sus denuncias las recogió en las redes!!! Blumberg no apareció, pidió más tiempo. ¿Para qué? Todo se reduce a “me dijeron…”, “dicen que…”.

Durante dos semanas el ataque fue imparable. Artículos y editoriales en diarios y portales. Programas televisivos y radiales donde el tema era: disparen contra Milei. El Fiscal busca pruebas para las denuncias.

Por ahora no las hay. Es muy difícil denunciar sin pruebas, la denuncia  no se tiene en  pie. Pero el mal ya está hecho. Se consiguió que Milei bajara en las encuestas. Ya no es una elección en tercios. Se polarizó.

La polarización queda por el momento entre el oficialismo y JxC. El trabajo contra Milei ya está, ahora van por Patricia Bullrich, la otra precandidata que asusta al círculo rojo y a los narcos y mucho a UxP.

Los K, defensores de la “generación diezmada”,  rodeados de hijos de montoneros en el gobierno, acusan a Patricia Bullrich de haber sido montonera en los 70. ¡Hace  más de 40 años! Algo que ella no oculta.

De pronto, se supone que a partir de alguna denuncia, el ministro de justicia Martín Soria y la IGJ allanaron la Fundación de Bullrich, Instituto de Estudios Estratégicos en Seguridad, Asociación Civil.

Están averiguando cómo se financia la campaña (muy austera) de Patricia Bullrich y sospechan que puede haber algo ilícito a través de la Fundación. “El ladrón cree que todos son de su condición”.

Mauricio Macri, Rodríguez Larreta, Mariú Vidal salieron a respaldar a Patricia. Es lo que se espera del PRO. Pero los indecisos que pensaban que Bullrich podía ser una opción, ¿lo seguirán pensando?

La mentira disfrazada de falsa denuncia, magnificada por los medios, de buena o de mala fe, con independencia u obedeciendo bajadas de línea, completan el trabajo. La honra de las personas pasa a ser basura.

Ya no se habla de Milei, y dejarán de hacerlo con Bullrich cuando pasen las PASO de Santa Fe, donde Patricia apoya a Carolina Losada / Angelini y Rodríguez Larreta y Martín Lousteau a Maximiliamo Pullaro/ Seaglia.

Es sano para la política y para el país que se averigüe cómo se financian las campañas, la de todos los partidos. ¿Por qué UxP regala laptops, bicicletas, heladeras, subsidios, todo ello con los impuestos de la gente?

En el país del “por algo será”, lanzada la mentira al público, repetida al mejor estilo Goebbels, amplificada por los medios, aunque aparezca a destiempo la desmentida, el sabotear candidatos se habrá alcanzado.

Porque, *“Cuan dañosa es la mentira: que en la boca del que a mentir acostumbra es la verdad sospechosa”. Conste que Juan Ruiz de  Alarcón no conocía ni a los K, ni a Massa, ni a algunos empresarios argentinos.

*La verdad sospechosa, comedia teatral (1621), de Juan Ruiz de Alarcón escritor español (nacido en México)

 

(*) Periodista (publica en varios medios nacionales) y conductora 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

81 + = 89

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp