Columnistas

¿Quién está detrás de los saqueos?

Por Malú Kikuchi (*)

A lo largo de la historia los saqueos fueron parte del botín de guerra de los vencedores. Con el correr del tiempo las revoluciones populares saquearon con furia y hambre. Argentina sufrió una serie de saqueos.

El 3/2/1852, los vencedores de la batalla de Caseros saquearon lo que hoy es CABA.  Los malones saquearon durante los siglos XVIII y XIX. El 6/9/1930 al derrocar al Presidente Hipólito Yrigoyen, saquearon su casa.

También hubo saqueos cuando se derrocó al Presidente Juan D. Perón en septiembre de 1955. A finales del gobierno del Presidente Raúl Alfonsín, en plena hiperinflación, el 24/5 y el 1/6 hubo saqueos.

En 1993 en Santiago del Estero  el 16 y 17/12 los saqueos arrasaron la capital de la provincia. Terminó con una intervención federal. El 20/12/   2001 los saqueos consiguieron la renuncia del Presidente De la Rúa.

Entre el 3 y el 13/12/2013, un paro de las policías provinciales en casi todo el país pidiendo mejoras salariales, generaron zonas liberadas que permitieron saqueos, salvo en CABA, Santa Cruz y alguna otra provincia.

Ahora, una semana después de las PASO que perdió el gobierno, salió 3º, detrás de LLA y de JXC, Argentina una vez más está asolada por los saqueos. Dicen que se intentaron 150 saqueos, pero fueron menos…

Pero fueron muchos en casi todo el país. Muy bien organizados a través de wasap. Un saqueo de acuerdo a la *RAE es un robo en banda. Los saqueadores con capuchas y bufandas son difíciles de reconocer.

A pesar de eso hay 91 detenidos. Robaron supermercados de cadenas, supermercados chinos, tiendas de todo tipo. Robaron bebidas alcohólicas y electrodomésticos pasando por comida. Carne en especial.

La gran duda que habrá que dilucidar es  quién está detrás de este movimiento de saqueadores, a quien o a quienes beneficia este delito multiplicado por todo el país. ¿Es porque la gente tiene hambre?

Es una posibilidad. Pero hambre también había antes de las PASO, es curioso que se tenga más hambre después de perder las PASO. Y es cierto, hay hambre, pero estos hambrientos tienen celulares con wasap.

La portavoz del Presidente, Gabriela Cerrutti, verborrágica como de costumbre y capaz de decir cualquier cosa, acusó del llamado a saquear a Javier Milei y luego le agregó a Patricia Bullrich. Algo demencial.

¿Qué interés pueden tener los que ganaron las PASO en intranquilizar el país? Tampoco tienen la capacidad operativa para organizar saqueos en todo el país. Y uno de los dos con suerte ganará las elecciones…

Todo funcionario que tenga pruebas de un delito debe denunciarlo ante la justicia, de no hacerlo el funcionario comete otro delito. Por supuesto que no tiene pruebas y ella ya fue denunciada ante la justicia.

A Javier Milei y a la Libertad Avanza no le convienen los saqueos, no tienen sentido. A Patricia Bullrich y a Juntos por el Cambio no les convienen los saqueos. Esperan una nación en paz.

Eso es un típico trabajo de punteros. Especialidad del peronismo y en particular de las organizaciones sociales. Si se suman PJ con algunas importantes organizaciones sociales, el resultado parece bastante claro.

Lo que no implica que sea la verdad revelada, es sólo una posibilidad. Sembrar el miedo, trabar más el comercio, inducir a bajar las cortinas de las pymes dejando a los comerciantes sin trabajo, ¿a quién beneficia?

El ministro de  Desarrollo para la Comunidad de la provincia de Buenos Aires, Andrés “el Cuervo” Larroque, anunció que si no es “el peronismo es la disolución social”. ¿Es lo que están diciendo a través del terror?

Traduciendo, si no gana el peronismo, hoy Unión por la Patria, ¿Argentina desaparecerá? ¿Ese es el mensaje de los saqueos? Si es que, como parece, los saqueos están digitados por los que perdieron las PASO.

Raúl Castells, el piquetero, el dirigente social y líder del Movimiento de Jubilados y Desocupados, se hizo responsable del llamado al saqueo, “sin hacer daño y vendiendo lo que no fuera comida para poder comprarla”.

Nadie le creyó. Se supone que es más bien una manera un poco extraña de volver al ruedo político, de hacer que la gente lo recuerde y sobre todo poder recuperar su rol entre los que son su base política.

A estas horas los saqueos rondan los 170. Sacando cuentas sólo las grandes organizaciones sociales y el peronismo asociados, pueden movilizar tanta gente dispuesta, “con fines políticos”, a delinquir.

Existe la teoría de que los que saquean son narcos. Es posible. Siempre con la colaboración de organizaciones sociales y algunos políticos del gobierno. Todo un espectro socio económico que necesita que este gobierno continúe en el poder. Para sumar privilegios, subsidios y permisividad con el narcotráfico. Una Argentina insólita y aterrorizada.

 

(*) Periodista (publica en varios medios nacionales) y conductora 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 63 = 70

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp