Destacados

A 8 años del femicidio de Claudia Schaefer, habló Farré y aseguró que le pidió perdón a sus hijos

El empresario asesinó de 74 puñaladas a su esposa en agosto de 2015 en el Country Martindale. La Justicia lo condenó a prisión perpetua.

Se cumplen ocho años del brutal femicidio de Claudia Schaefer por el que la Justicia condenó a prisión perpetua a su esposo Fernando Farré por asesinarla de 74 puñaladas en agosto de 2015 en el Country Martindale, en el distrito de Pilar.

A ocho años de aquel ataque por la futura separación de la pareja después de 15 años y tres hijos, Farré habló y aseguró que le pidió perdón a sus hijos.

“Quisiera que mis hijos hubieran crecido junto a su madre como corresponde, todos los días rezo por ellos”, expresó el femicida a través de un escrito que mandó al medio TN.

Allí señaló que no recuerda que pasó aquel día y que se siente «mal y sorprendido» por los años que pasaron del femicidio.

Acerca de su relación con sus hijos, el empresario indicó que no tienen diálogo pero manifestó: “Cuando quieran me pueden visitar, me gustaría verlos”.

Desde el asesinato de su esposa Farré pasó por diversas cárceles como la de San Martín, Dolores, Bahía Blanca y por último a la Unidad 41 de Campana.

En los días de visita recibe el apoyo de sus padres, su hermano y alguno de sus primos.

“Yo ya les pedí perdón (a mis hijos) y les dije que preferiría no estar vivo después de lo que pasó», manifestó.

En su escrito, enviado por su abogado Omar Saker, el preso detalló: «No recuerdo qué pasó, estaba bajo el efecto de un cocktail de antidepresivos de la psiquiatra y de anfetaminas”.

Sin embargo, la fiscal Carolina Carballido Catalayud detalló en el juicio oral, que se llevó a cabo dos años después, que “Fernando Farré decidió matar a su mujer sin una gota de piedad, a sangre fría y de la forma más cruel, sin importarle las consecuencias”.

Después de varias audiencias, un jurado popular de 12 personas decidió encontrarlo culpable y el TOC 2 de San Isidro fijó la condena de prisión perpetua.

Esta decisión fue apelada por la defensa del empresario y por el momento siguen esperando respuestas de la Corte Suprema de Justicia.

En este sentido, su abogado detalló: «Está bien, ansioso por la respuesta de los diferentes recursos presentados, pero globalmente su ánimo es bueno, con los bajones que tiene una persona que pierde toda su familia y por este hecho tan trágico”.

Separación y femicidio 

La pareja estaba casada desde hacía 15 años y tenían tres hijos en común que en ese momento tenían 15, 13 y 11 años. Aun así, la pareja llegó a su fin pero no en buenos términos.

Es que el divorcio conllevó diversas discusiones y varias denuncias entre ellas una en la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de Justicia y la otra para excluirlo de la casa de Recoleta.

El 15 de agosto de 2015, Schaefer fue hasta el country junto a su abogado para recuperar algunas de sus cosas y los documentos de sus hijos que seguían en la casa que alquilaban en Pilar.

Sin embargo, ese día se desató la furia y el triste desenlace. Claudia entró a la casa, se dirigió hasta el vestidor, Farré fue por detrás y la atacó con dos cuchillos y una navaja.

La autopsia confirmó que la víctima recibió 74 puñaladas en su cuerpo con distintas armas blancas y la muerte fue por un degüello.

Fue el abogado de Claudia que descubrió el hecho y dio aviso a la Policía. Allí se detuvo a Farré y de esa escena trascendió la imagen viral donde se ve al empresario esposado en el piso y con sangre en todo su cuerpo.

“Claudia sufrió violencia física, psicológica, verbal y económica, de forma sistemática, hace años, y la defensa intentó sin éxito demostrar lo contrario”, manifestó en el juicio la fiscal.

“Él sabía muy bien elegir entre lo que está bien y lo que está mal, y eligió muy mal, eligió matar a su mujer”, remató.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

47 + = 53

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp