Destacados

Ansiedad, depresión y riesgo suicida son mayores en personas jóvenes y con estatus socioeconómico menor

Los datos surgen del relevamiento del estado psicológico de la población argentina que se llevó a cabo en los principales centros urbanos del país a fines de 2022 sobre un total de 2.295 casos.

Los índices de ansiedad, depresión y riesgo suicida son mayores en personas jóvenes y con estatus socioeconómico autopercibido menor, según lo determinó un informe realizado por el Observatorio de Psicología Social Aplicada, de la Facultad de Psicología de la UBA, y en los años 2021 y 2022 los porcentajes de riesgo de padecer trastornos mentales son mayores al 2020.

Los datos se desprenden de algunas conclusiones del Relevamiento del estado psicológico de la población argentina que se llevó a cabo en los principales centros urbanos del país a fines de 2022 sobre un total de 2.295 casos.

Otro de los resultados indicó que participantes que realizan actividad física (44,79% del total) mostraron menores niveles de ansiedad y depresión que aquellos que no lo hacen. Y el 12.27% de los encuestados presenta riesgo de padecer un trastorno mental: quienes se perciben de sectores socioeconómicos bajos presentan mucho más riesgo que quienes se perciben de sectores medios y altos.

En tanto, más del 50% de quienes no realizan tratamiento psicológico, dicen necesitarlo; y el 34,75% tiene como impedimento no poder pagarlo.

Es decir, las personas con mayor riesgo de padecer un trastorno mental, según el informe, son quienes tienen más dificultades para acceder a tratamientos psicológicos, siendo quienes más los necesitan.

El 54,55 % de los participantes dice estar atravesando una crisis: de estos, el 49,44% mencionó una crisis económica; luego se mencionó crisis vital, familiar, de pareja, vocacional, duelo, de identidad y por violencia de diferentes tipos (familiar, género, laboral).

Ante el malestar psicológico el 40,44% dice que dialoga con amigos/as, el 22,61% practica el rezo, el 22,09% recurren a un profesional psicólogo/a, el 21,57% toma medicación, sin especificar cuál, el 18,26% practica un deporte, el 8,89% consume alcohol.

Otro de los resultados, señaló que del total de 2.295 participantes, el 75,95 % presenta una alteración del sueño de algún tipo: el 38,61% presenta insomnio o sueño interrumpido, el 21,39% duerme menos de lo habitual y el 15,95% duerme más de lo habitual.

Del total de los participantes, el 35,25% toma medicación por un problema clínico (hipertensión por ejemplo), el 21,26% para disminuir la ansiedad, el 20,04% para dormir, el 16,38% para relajarse, el 13,81% para mejorar su estado de ánimo y el 11,63% para manejar sus «nervios».

El 12,27 % de los participantes presenta riesgo de padecer un trastorno mental, porcentaje similar al hallado en 2021 y muy superior a los porcentajes hallados durante el inicio del 2020, por lo que una de las conclusiones es que «no se ha vuelto a los niveles prepandémicos», sino que en 2021 y 2022 se encontraron porcentajes de riesgo de padecer trastornos mentales mayores a todo el 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

99 − = 97

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp