Destacados

CABA priorizará la atención médica a los porteños en los hospitales públicos

También analiza mecanismos para cobrarle los servicios prestados a los bonaerenses al gobierno de la Provincia de Buenos Aires. “Necesitamos que asuman su responsabilidad”, aseguró Jorge Macri.

La viralización de un video en la guardia del hospital Argerich repleta de pacientes que llegaron desde la provincia de Buenos Aires buscando atención médica, generó un nuevo punto de conflicto entre los gobiernos porteño y bonaerense. Las imágenes expusieron una situación que no es nueva pero parece haberse acentuado en los últimos meses: la de muchas personas que no encuentran respuestas en la salud pública bonaerense y se trasladan a Capital Federal para ser atendidas, incluso en situaciones que no son de emergencia.

El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Jorge Macri, informó que están trabajando en un nuevo sistema de diagnóstico y atención que priorice en los hospitales públicos a los porteños. Además, podrían empezar a trasladar el costo de las consultas a los bonaerenses al gobierno de Axel Kicillof. “Necesitamos que la Provincia asuma su responsabilidad en salud en su lugar de origen”, puntualizó.

El jefe de Gobierno aclaró que no habrá cambios en la atención de las personas que tengan riesgo de vida o estén en una situación de emergencia, pero explicó que en la mayoría de los casos de los bonaerenses que cruzan la General Paz buscando atención médica canalizan por guardia situaciones que no son realmente de atención primaria.

También diferenció la situación de los bonaerenses que trabajan y pagan impuestos en Capital, a quienes se les va a garantizar la salud pública en hospitales.

Históricamente el uso de salud pública en la ciudad es 60/40. Un 60% son porteños y el 40% de otras localidades, la gran mayoría del conurbano bonaerense. Ese índice se mantiene relativamente estable hace varios años aunque las autoridades sanitarias porteñas están atentas porque creen que la demanda de personas de otras provincias podría aumentar en virtud de la situación económica.

El video

“Hace cuatro horas que estamos”, se la escucha decir a una señora. El médico, completamente desbordado por las recriminaciones, empieza a preguntarles desde dónde venían para atenderse. “Yo vengo de La Plata”, dice otra de ellas. “De Florencio Varela”, “De acá de Zapiola”, “De Aldo Bonzi”, “De Avellaneda”, continuaron diciendo los presentes.

Al advertir esas respuestas, el médico fue contundente en su descargo: “Ninguno viene de La Boca. Yo acá atiendo y tengo una capacidad de recursos para pacientes de la Capital Federal, especialmente de La Boca. Por eso estoy sobrepasado de trabajo. Todo el mundo viene para acá”

“Yo atiendo a quiénes puedo atender porque este hospital de oncología se lavó las manos”, arremetió el médico en alusión a una paciente de IOMA que se presentó en ese hospital porteño. “El de Avellaneda también se lavó las manos”, agregó.

“Así que espérenme un ratito y ya los voy a atender”, se excusó el cirujano.

Hacia el final del video, cuando el médico continúa esgrimiendo los motivos por los cuales se demoraba la atención, las personas le reprochaban que nadie les había informado que estaban sobrepasados en la capacidad de la guardia.

“Espérenme porque otra no hay y la camilla cucheta todavía no la inventaron. Les pido un ratito y los voy a atender”, respondió el médico antes de volver a su consultorio

“Entonces, ¿cuatro horas más?”, le contestó ofuscada una mujer. “O cinco…”, redobló la apuesta el médico mientras se dirigía a su lugar de trabajo. “¡Sos un atrevido!”, le gritó indignada otra de las mujeres, quien luego amenazó con “quemar todo”.

Show More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp