Destacados

Cifras que duelen: en el último semestre, se sumaron cinco pobres por segundo

En los últimos seis meses del año pasado el gobierno sumó 1.300.000 de pobres, a razón de 7.142 pobres por día, 5 pobres por segundo. El 54,2% de los chicos del país son pobres.

Pese al rebote económico y el alza del empleo, por efecto de la inflación la pobreza subió del del 37,3% al 39,2% en el segundo semestre del 2022. Según los datos oficiales en apenas seis meses el gobierno sumó 1.300.000 de pobres, a razón de 7.142 pobres por día, 5 pobres por segundo.

Los datos surge del informe sobre pobreza del segundo semestre del 2022 que elaboró  el Indec y cayeron como una bomba en el oficialismo.

Según el informe que difundió el organismo este jueves, para fines del año pasado, 18,1 millones de argentinos se encontraban en esta situación. En tanto, dentro del universo de pobres, existen 3,7 millones de personas que también son indigentes, este indicador bajó levemente, del 8,2 al 8,1%.

La indigencia se mantiene estable gracias a la ayuda social. El mismo semestre de 2021 era de 8,2%, mientras que el primer semestre de 2022 había registrado un 8,8%.

Los niños de hasta 14 años siguen siendo el sector poblacional más golpeado por la pobreza. El 54,2% de esa población se encuentra por debajo de la línea de pobreza, de los cuales el 12%, también, es indigente.

La gravedad de estos valores es que se encuentran significativamente por encima del promedio general. En los primeros seis meses del año pasado, la pobreza entre los más chicos (de 0 a 14 años) había sido de 50,9%. Ese dato se disparó ahora al 54,2%, lo que implica que actualmente la cantidad de niños pobres es de unos 6 millones. En tanto, entre los mayores de 65 años, la pobreza alcanza el 14,5%, de los cuales el 1,7% es indigente.

Si se analiza por aglomerados urbanos, se ve que el dato de pobreza más alto correspondió a Concordia, donde alcanzó el 55%. Le siguieron Gran Resistencia en Chaco con 54% y Corrientes con 45,2%. Los partidos del Gran Buenos Aires rondaron el 45% de pobreza. A niveles absolutos, esa región suma la mayor cantidad de pobres medida en los 31 aglomerados que releva el Indec: casi 1,5 millones.

En Argentina, la pobreza se mide por ingresos: una familia tipo debe tener un ingreso superior a $177.063 -en marzo 2023- para no ser considerada pobre. Este monto surge del valor de la canasta básica total (CBT) que incluye alimentos, vestimenta, transporte, educación y salud entre otros.

En tanto, la indigencia se mide a partir de la canasta básica alimentaria (CBA), la cual incluye un conjunto de alimentos y bebidas que satisfacen ciertos requerimientos nutricionales por persona, que por efecto d ela inflación se han vuelto inalcanzables para grandes sectores de la pobalción.

En efecto, los elevados niveles de inflación de alimentos en el segundo semestre fueron, de todas formas, equivalentes a los del primero. A partir de enero de 2022 se produce un incremento en los niveles de inflación de alimentos, ubicándose en valores superiores a la inflación general.

Los datos promedio muestran que, durante el segundo semestre de 2022, la inflación de alimentos ascendió a 5,7%, similar a la del primer semestre que había sido de 5,8%.

Un informe de CEPA destaca como causas del aumento en los niveles de pobreza la suba en la inflación el año pasado. «A partir de enero de 2022 se produce un incremento en los niveles de inflación de alimentos, ubicándose en valores superiores a la inflación general», dice el informe.

El centro de estudios sostiene que como el precio de los alimentos determina los niveles de la canasta alimentaria y, en buena medida, de la canasta total, una inflación de alimentos por encima de la general implica presiones al alza de la tasa de incidencia y pobreza.

La consultora -vinculada al kirchnerismo- agrega que durante el segundo semestre de 2022 mejoraron los indicadores de empleo. El texto asegura que la desocupación se ubicó en 6,3%, el menor valor desde 2015, mientras que paralelamente se incrementó la tasa de empleo que pasó de 43,2% en el segundo semestre de 2021 a 44,4% en el mismo período de 2022.

Además, destaca que en el segundo semestre de 2022, el valor real de la Asignación Universal por Hijo (AUH) se redujo sensiblemente respecto del nivel del primer semestre de 2022.

El texto dice que la desmejora se explica principalmente por el impacto de los bonos otorgados en la primera parte del año (durante los meses de mayo y junio, se abonaron sendos bonos de 9.000 pesos para aquellas personas sin trabajo formal, AUH, y otros). El valor del segundo semestre respecto del período equivalente del año anterior resulta 9,7% menor en 2022 que en 2021.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − 9 =

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp