Destacados

Informe: cómo afecta la polarización política a la sociedad argentina

El Observatorio de Psicología Social Aplicada de la UBA elaboró un informe para analizar cómo impacta en las creencias y valores de la ciudadanía.

Desde hace algunos años en Psicología Política y en Ciencias Políticas se viene estudiando lo que se ha denominado como “Polarización Política”. En este contexto, el Observatorio de Psicología Social Aplicada de la UBA elaboró un informe para analizar cómo impacta en las creencias y valores de la sociedad argentina.

En informes anteriores del Observatorio, se consideró que en Argentina la polarización era primariamente emocional y no solo circunscripta a las élites políticas, intelectuales y mediáticas, sino que generaba un marcado sesgo en la construcción de los sistemas de creencias y valores de la ciudadanía.

En este informe, en tanto, se reveló que la grieta argentina fuertemente emocional que comenzó a gestarse a partir del 2008 con la instalación de la “guerra con el campo” que lideró Cristina Kirchner y que se profundizó a partir del 2015 con la presidencia de Mauricio Macri, ha tenido repercusiones también a nivel de creencias, valores y apoyo o rechazo a diferentes temáticas sensibles para nuestra vida en sociedad.

Corrupción, delincuencia-robo-inseguridad, inflación, endeudamiento, pobreza, desempleo, educación, constituyen tan solo algunos tópicos en los que la grieta ideológica, de creencias y valores, se pone de manifiesto en la sociedad Argentina.

“Como ciudadanos tenemos responsabilidad y somos en alguna medida protagonistas y sostenedores de la grieta” y “si bien los investigadores coinciden en que es de esperar, e incluso deseable, cierto grado de debate ideológico y separación partidista para asegurar que las voces de los ciudadanos estén bien representadas por las élites políticas, un conflicto político intenso y aparentemente intratable a lo largo de múltiples líneas de divergencia podría amenazar la unidad nacional y las oportunidades constructivas de compromiso”, señalaron en el informe.

Y añadieron: “Una consecuencia claramente perjudicial de la polarización política es que los asuntos urgentes que no necesitan politizarse -como abordar la crisis de salud pública instigada por el COVID-19 y las decisiones individuales sobre el uso de mascarillas y la vacunación- se vuelven extremadamente polémicos, lo que lleva a graves fallas en la cooperación social”.

Además, el Observatorio resaltó que la grieta puede llevar a los ciudadanos a entender la política y la sociedad en términos de “nosotros contra ellos”, con consecuencias potencialmente perjudiciales para las relaciones intergrupales al interior de un país y  un consecuente debilitamiento del sistema democrático en múltiples dominios:

o Deteriora la cooperación entre ciudadanos.
o Afecta a la confianza en las instituciones.
o Reduce la legitimidad de los gobiernos.
o Contribuye a parálisis o bloqueos de las instituciones de gobierno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 89 = 98

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp