DestacadosJudiciales

Justicia: perpetua para los asesinos de Thiago

La madre, Pamela Palacios, y el padrastro, Ángel Ariel Farías, fueron declarados culpables de matar al pequeño de 2 años de edad, quien murió asesinado a golpes en 2021.

La justicia los condenó a reclusión perpetua, pena que contempla no menos de 50 años de prisión efectiva debido a la gravedad del hecho por el que la pareja fue encontrada responsable.

Thiago murió en marzo de 2021, tras descompensarse en su casa, cuando fue llevado por su madre al Sanguinetti, donde llegó en paro cardiorrespiratorio, reanimado y sometido a una operación. Fue luego trasladado al Falcón de Del Viso, pero ante un nuevo paro cardiorrespiratorio, fue llevado nuevamente al Sanguinetti, donde finalmente no pudieron reanimarlo y falleció.

Pero su calvario había comenzado varios meses antes de su trágico final, según se determinó en su autopsia: murió a causa de una hemorragia abdominal provocada por un golpe en el estómago que databa de tres días antes, y además presentaba un hematoma cerebral de vieja data y marcas de quemaduras de cigarrillos en brazos y genitales.

También tenía signos de haber sido víctima de abuso sexual en un período de entre 7 y 45 días antes de su fallecimiento,

Además, según el testimonio de algunos habitantes del barrio, eran habituales los malos tratos contra el nene, que incluso habrían motivado la realización de denuncias por parte de vecinos.

En su momento también salió a la luz que el pequeño había estado internado a causa de los golpes durante ese verano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 3 = 3

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp