Destacados

Murió Abel Posse: Cadena 94.5 despide a uno de sus más destacados entrevistados

Esta mañana murió el escritor y diplomático Abel Posse, uno de los más lúcidos intelectuales argentinos y querido amigo del periodista Claudio Ponce de León (Cadena 94.5) y Pensar Pilar-para una democracia con valores. 

Tenía 89 años y era abogado de profesión por la Universidad de Buenos Aires, donde se desempeñó como docente en la cátedra de Derecho Político del doctor Carlos Fayt, a la que renunció en 1966, tras el golpe de Estado del general Onganía. También se doctoró en Ciencia Política por la Universidad de la Sorbona.

Entre 1966 y 2004 se desempeñó ininterrumpidamente como diplomático. Fue ministro plenipotenciario de la Argentina en Israel, y embajador en Checoslovaquia, Perú, Dinamarca y España, además de cónsul general en Venecia, donde recibió la visita de Jorge Luis Borges y María Kodama en 1974. Y fue director de la Casa Argentina en París.

En 1969 publicó su primera novela, Los bogavantes, en 1969; a la que le seguirían La boca del tigre y una docena más. En 1978, inauguró la Tetralogía de la Conquista con Daimón –protagonizada por el explorador español Lope de Aguirre– , que continuó con Los perros del paraíso (por la que recibió el prestigioso premio Rómulo Gallegos en 1987) y con El largo atardecer del caminante, de 1992, que recibió el Premio Internacional Extremadura-América 92 de la Comisión Española del V Centenario. La reina del Plata, de 1998, es su declaración de amor a la ciudad de Buenos Aires, y Los heraldos negros, que nunca se publicó.

Considerado por muchos como “un maestro de la novela histórica” en América Latina, Posse recibió el reconocimiento de autores y críticos, como Camilo José Cela, Carlos Fuentes, Alfredo Bryce Echenique, Oscar Hermes Villordo, Severo Sarduy, María Rosa Lojo, Antonio Requeni, Ceferino Reato y Seymour Menton. Esto lo llevó a ser galardonado en Francia, España, Estados Unidos, Perú y Brasil, y a ser escogido como jurado de premios nacionales e internacionales.

Colaboró escribiendo cuentos, crónicas y artículos en diferentes medios, como Perfil, La Nación y La Gaceta de Tucumán, a nivel nacional, como en varios internacionales. Algunos de sus ensayos para la prensa aparecieron en Argentina, El eclipse argentino. De la enfermedad colectiva al renacimiento (2003), En letra grande (2005) y La santa locura de los argentinos (2006).

Su relación con Pilar

Interlocutor habitual de Ponce de León en El 1° de la Mañana, Posse jamás se negó a una entrevista en las que, por lo general, se refería al tema que más lo desvelaba: la educación.

En ese sentido, tuvo una fugaz participación como ministro del área en la Ciudad durante la última administración Macri, cargo al que debió renunciar por presión de los nueve gremios que se reparten los docentes de CABA, que lo acusaban de vínculos con dictadura a través de sus cargos como embajador.

Cansado, Posse se retiró definitivamente de la función pública y se dedicó a su tarea como escritor, lo que le significó muchas más satisfacciones.

En su derrotero, trabó una sólida amistad con Ponce de León, a tal punto que invitado a disertar en Pilar, no dudó y ofreció una conferencia para el ciclo organizado por Pensar Pilar en la Villa Marista, donde se prestó, a posteriori, a una amable charla con los numerosos asistentes.

Desde este portal, cumplimos en despedir con profundo pesar a un hombre íntegro, dueño de un exquisito sentido del humor, que no guardaba resentimiento alguno por las ingratitudes de la política, y acompañamos en su pérdida a a entrañable Sabine Langenheim, la mujer que lo acompañó toda la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

56 − 55 =

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp