Economía

El gobierno aprobaría el aumento de la yerba mate: ¿Cuánto costaría?

Los productores sostienen que la actualización en el valor por kilo de hoja verde no debería impactar en el precio final, pero la experiencia sugiere que va a verse reflejado en el paquete en góndola. La situación se definiría esta semana, tras las promesas del gobierno a los productores  misioneros.

En medio de un panorama de creciente incertidumbre económica y social, la yerba mate, el producto más emblemático de Argentina, se encuentra en el ojo de la tormenta. Los productores reclaman un ajuste en el precio del kilo de hoja verde, la materia prima esencial para la elaboración de esta infusión tan arraigada en la cultura nacional. Sin embargo, este reclamo se encuentra estancado en un terreno de idas y vueltas gubernamentales que generan más incertidumbre que soluciones.

El reciente anuncio del gobierno nacional de dejar en suspenso la desregulación de la cadena de la yerba mate refleja una falta de claridad y decisión política frente a una problemática que afecta tanto a los productores como a los consumidores finales. Mientras tanto, las protestas en las regiones productoras, como San Pedro y Andresito en Misiones, evocan tiempos pasados de tensiones y conflictos similares y piden por una actualización: ahora les pagan 240 por kl, piden más de 500 pesos. Si se aprueba el aumento, el kilo de yerba superaría los 6000 pesos antes de marzo.

El reclamo de los productores por un ajuste en el precio de la hoja verde de yerba mate no es injustificado. Argumentan que un aumento en el porcentaje que reciben no debería necesariamente traducirse en un incremento del precio final para el consumidor, sino que los actores de la cadena de producción y comercialización deberían absorber parte de ese ajuste. Sin embargo, la realidad muestra que, históricamente, los aumentos en los costos de producción tienden a repercutir directamente en el bolsillo del consumidor final, exacerbando aún más el ya elevado costo de vida.

El gobierno, por su parte, parece estar navegando en aguas turbulentas, sin una dirección clara. La suspensión de la desregulación de la cadena de la yerba mate evidencia la falta de consenso y planificación en las políticas económicas y agrarias, dejando a los productores en un limbo de incertidumbre sobre su futuro y el de la industria.

Es preocupante observar cómo una situación aparentemente localizada en el sector agrario puede tener repercusiones tan amplias en la economía y la sociedad en su conjunto. El aumento del precio de la yerba mate no solo afectaría el bolsillo de los consumidores, sino que también podría desencadenar un efecto dominó en otros sectores, exacerbando la ya preocupante situación inflacionaria del país.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 1 = 6

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp