Economía

Las claves del aumento de tarifas que pidió AySA: recortes, actualización y tarifa social

La empresa de agua y saneamientos AySA busca aumentar exponencialmente las tarifas a partir de marzo. Todos los detalles de su solicitud.

La Secretaría de Obras Públicas de la Nación convocó a una audiencia pública para que Agua y Saneamientos Argentinos (AySA) presente su propuesta de aumento tarifario. La empresa que presta el servicio público en el Gran Buenos Aires quiere aplicar una suba del 209 por ciento desde marzo y un nuevo índice de actualización.

De acuerdo al documento enviado por AySA al Ente Regulador de Agua y Saneamiento (ERAS), las tarifas de agua y cloacas deberían aumentar 209%. El pedido de la compañía es aplicar la actualización en marzo, pero la audiencia pública, trámite obligado por Ley, será el día 27 por lo que la suba podría empezar a correr en abril.

AySA acompañó el pedido de aumento tarifario con una estimación de las facturas mensuales medias de usuarios residenciales (sin impuestos). De ahí se desprende que una vivienda de ingresos bajos pasaría de pagar 1735 a 5360 pesos por el servicio de agua. Si a esto se le suma la cloaca la factura iría de 4551 a 14062. En el caso de un hogar de ingresos medios, la factura por el servicio de agua pasaría de $3.263 a $10.082 de un mes para el otro. Si se le suman las cloacas la variación sería de $5.663 a $17.500.

Desde la empresa sostuvieron que el nivel tarifario actual quedó «anclado en el punto medio del presupuesto 2023». Teniendo en cuenta el proceso inflacionario, marcaron la necesidad de aplicar «un nuevo programa tarifario especialmente adaptado al contexto inflacionario». En este sentido, la presentación contiene 3 puntos claves: recortes presupuestarios, índice de actualización y revisión tarifaria.

Las nuevas tarifas de AySA

Al aumento de precios hay que agregarle los «ahorros presupuestarios adicionales» que promete hacer AySA. Según se informó, buscarán reducir los gastos operativos y las inversiones en mejora y mantenimiento en un 20 por ciento. El objetivo es ahorrar unos 109 mil millones de pesos (a precios de marzo de 2024) de acá a diciembre. Esto equivale al 12 por ciento del total de gastos operativos e inversiones en mejora y mantenimiento previstos para el año.

Como se dijo, la propuesta incluye un nuevo mecanismo de actualización que se aplicaría desde mayo. La intención de AySA es utilizar un índice «que busca recoger tanto los cambios del contexto económico como las variaciones nominales de precios que afectan la prestación del servicio». Con este fin, utilizarán el índice de salarios (IS) del INDEC, el de precios internos al por mayor (IPIM) y la inflación (IPC). La intención de la empresa es hacer una revisión tarifaria en julio para evaluar tanto las metas como el devenir de la actualización.

El último aspecto a considerar es el de la tarifa social y de los hogares de ingresos bajos. Desde AySA indicaron que esperan llegar a las 250 mil viviendas con esta tarifa subsidiada (actualmente son poco más de 131 mil). Asimismo, prometieron conservar el descuento para usuarios residenciales localizados en zonas calificadas como bajas del 15% «por tiempo indeterminado».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

77 − = 70

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp