Judiciales

Masacre de Ramallo: 25 años después, el gobierno bonaerense deberá pagar 500 millones de pesos a una sobreviviente

Flora Lacave, única sobreviviente del tiroteo, será indemnizada por daños y perjuicios. Ayer, a casi 25 años de aquel oscuro episodio, la Corte Suprema de Justicia dio su veredicto.

La Corte Suprema condenó a la provincia de Buenos Aires a indemnizar con más de 400 millones de pesos más intereses a Flora Lacave, viuda del gerente de la sucursal Ramallo del Banco Nación, Carlos Chaves. Chaves fue asesinado junto a Carlos Santillán durante el fallido intento de fuga por parte de los delincuentes en 1999.

El episodio trascendió a la historia argentina como “la Masacre de Ramallo” y la condena fue dispuesta como resarcimiento para Lacave, sobreviviente de la balacera con la que terminó el frustrado intento de robo, episodio en el que también perdió a su marido.

La Corte, integrada con una conjueza, dispuso “hacer lugar a la demanda seguida por Flora Beatriz Lacave”, viuda del gerente de la sucursal bancaria, Carlos Chaves, y sus cuatro hijos; Beatriz, Cecilia, Daniela y Carlos Gabriel. El resarcimiento, resolvió la Corte (con las firmas de Horacio Rosatti, Juan Carlos Maqueda y la conjueza Rocío Alcalá) trepará a 407.082.000 pesos, más intereses a computar desde el año 2005.

La Masacre de Ramallo

Consistió en el intento de robo a la sucursal de esa ciudad bonaerense del Banco de la Nación el 17 de septiembre de 1999. Tres asaltantes tomaron rehenes durante más de 20 horas y tras una larga negociación, dos de ellos salieron de la entidad crediticia.

Llevaban consigo tres rehenes, entre ellos al gerente de la sucursal bancaria (quien conducía el vehículo con un pan de trotyl atado a su cuello) con la intención de escapar. Los policías bonaerenses apostados en las afueras del banco, sabiendo que había tres rehenes, dispararon más de 150 balas contra el vehículo. Así murieron un ladrón y dos rehenes; sobrevivieron un asaltante y la otra rehén, Flora Lacave, la esposa del gerente; el cuerpo de Carlos Cháves quedó acribillado en el vehículo.

EL asaltante que había quedado en el interior de la sucursal bancaria, Martín Saldaña, fue detenido, pero al día siguiente apareció ahorcado en su celda en un aparente suicidio. Siete policías que participaron en aquel operativo fueron condenados a penas de entre 2 y 20 años de prisión.

La Corte, que intervino inicialmente como competencia originaria en 2001 pero luego cabildeó sobre cuestiones de competencia, debió recurrir a una conjueza porque los jueces Carlos Rosenkrantz y Ricardo Lorenzetti postulaban un resarcimiento muy inferior, de 220 millones de pesos. La provincia y dos de los policías responsables de los hechos deberán pagar el resarcimiento en un lapso de 30 días, según establece el fallo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 16 = 20

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp