Municipios

A todo o nada: De Achával privilegia a los grandes de afuera en desmedro de los chicos de adentro

Hace poco menos de una semana, Federico De Achával apareció entre los cinco intendentes con mejor imagen del conurbano, con el 65,5 %. Ahora, en otra encuesta, su nombre ni siquiera aparece entre 24.

Entre el 4 y el 7 de marzo, sobre una muestra total de 15.224 personas, la consultora CB, del cordobés Cristian Butié, difundió un informe que fue largamente celebrada por los medios de prensa que financia el intendente de Pilar, en el que De Achával ocupaba el quinto lugar en el podio entre los 24 mejores del conurbano.

De acuerdo a CB, la imagen positiva de Achával se conformaba de un 39,4 de “buena”, 26,1% de “muy buena”. En tanto, tenía un 32,2% de imagen negativa, conformado por 17% de “mala” y 15,2% de “muy mala”, mientras que el 2,3% de los encuestados prefirió no responder.

En este caso, el pilarense seguía a Diego Valenzuela (Tres de Febrero), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas), Fernando Gray (Esteban Echeverría), y Jaime Méndez (San Miguel).

Ahora, con una encuesta realizada por la consultora Trespuntozero, las cosas cambian sustancialmente: los tres intendentes mejor valorados del mes de marzo 2024 por sus vecinos son Juan Andreotti (San Fernando) con 82,20% de imagen positiva, Gastón Granados (Ezeiza) con 73,10%, y Jaime Méndez (San Miguel) con 69,80%.

En el cuarto lugar aparece Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas) y en el quinto, donde en el relevamiento de CB figuraba De Achával, aparece Juan José Mussi (Berazategui).

Esta lista sigue con Zamora (Tigre), Ferraresi (Avellaneda), Valenzuela (Tres de Febrero), Cascallares (Almirante Brown), Martínez (Vicente López), Descalzo (Ituzaingó), Moreira (San Martín), Lanús (San Isidro), Gray (Esteban Echeverría), Ghi (Morón), Fernández (Moreno), Otermín (Lomas de Zamora), Mendoza (Quilmes), Watson (Florencio Varela), Espinosa (La Matanza), Selci (Hurlingham), Alvarez (Lanús), Ishii (José C. Paz), y Menéndez (Merlo).

La lectura y comparación de ambos relevamientos puede llevarnos a concluir que o la opinión pública pilarense es muy voluble y volátil -su visión respecto a su intendente cambia a cada semana-, o hay algo raro con las encuestadoras.

En los números de CB, por caso, De Achával asciende o desciende de esta nómina con una facilidad pasmosa. Curiosamente, la aceptación que Federico en teoría tiene de sus vecinos no llega a mantenerse siquiera por unos días, y la explicación a este fenómeno quizás pueda entenderse por el lado de los recursos que el municipio acerca a esta -u otras- consultora. Que no deben ser suficientes, por otra parte, a partir de que nunca lo colocan encabezando la lista tan festejada.

De todos modos, esta es la consultora favorita del municipio -es la única encuesta que se difunde a los medios locales-, ya que para el intendente aparecer en este sondeo en una posición más o menos favorable, le permite alentar sus fantasías de proyección provincial, atendiendo a que este es su último mandato en Pilar y debe comenzar a buscar rumbos más propicios y acordes a lo que considera sus aptitudes para la política. Tal vez, en sus ratos de ocio, acaricie la idea de suceder a Kicillof en La Plata, quien sabe.

Ahora bien, el caso es que mientras De Achával se preocupa por atender de la mejor manera a consultoras como CB y medios como radio Mitre o C5N, sus similares de Pilar están, por decirlo de alguna manera elegante, rascando el fondo de la olla.

Entusiastas cultores de los vínculos con el oficialismo, los colegas de la zona se encuentran, por estos días, con ciertas restricciones a la hora de acceder a la nunca bien ponderada pauta oficial. Después de alimentarse por años con los generosos recursos del municipio -de ahí el silencio sistemático con respecto a los desaciertos gubernamentales y a las voces de la oposición-, asisten ahora a una suerte de parate en consonancia con lo que ocurre en la provincia, quejosa del retaceo de fondos por parte de la nación. Ya no es como era entonces, cuando el tío rico despilfarraba su fortuna a tontas y locas.

Se impone la austeridad, y en consonancia, el municipio aparentemente cambió la manera de dominar a los locales. De todos modos y de acuerdo a los infidentes, siguen cobrando el medio y los periodistas que dependen de «Blanco y agua», aunque por debajo de la mesa, para que nadie se entere. Después están los que quieren cobrar y les piden que esperen algún tiempo, y como no tienen más remedio, no sólo deben hacerlo y en silencio, sin aspavientos, ya que, caso contrario, arriesgan no recibir lo adeudado. La última opción -y tal vez la más novedosa, hay que reconocerlo-, es por la que se les sugiere y autoriza a la realización de eventos como fiestas y festivales sin el molesto control del municipio. Que cobren entrada, y que de ahí se cobren lo que se les debe.

Como consuelo, al menos, resta agradecer que no se les pida que destapen alcantarillas y zanjas, controlen el tránsito, o asfalten las calles. Todo por el mismo precio.

Por otra parte y como la contracara de esta situación que tiene a varios con los nervios de punta, el grupo Global, que integran infopilar.com.ar y Cadena 94.5, se apresta a lanzar Premium, su nueva opción comunicacional.

Sin pauta oficial ni subsidios estatales, Global vuelve a apostar al crecimiento siempre con aportes privados, esta vez para incursionar en el mundo del streaming.

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 2 = 3

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp