Municipios

Chicos y grandes, dormir en la calle ante la indiferencia municipal

Una mamá, cuatro chicos de corta edad, y un bebé de meses, sentados en las gradas de un banco ubicado en Tucumán e Ituzaingó, preparándose para afrontar el frío de la noche en pleno centro de Pilar.

La mujer se llama Soledad, tiene 32 años y cuenta que vivía en Derqui, pero que la casa se le inundó y ya no tuvo dónde ir con sus hijos. Dice que pidió ayuda en el municipio, pero que le dijeron que no podían asistirla porque no tiene domicilio en el distrito, aunque hace mucho tiempo resida por la zona.

Es posible que ésa sea la norma, pero frente a la postal que se vio la noche de este miércoles cabe preguntarse si los chicos tienen la culpa de la omisión materna a la hora de tramitar el cambio de domicilio.  También habría que ver si la mujer sabe lo suficiente de la burocracia estatal como para tener en regla -como exige el municipio-  su documentación.

De lo que no hay dudas es de que si priorizamos una cuestión formal a la asistencia de cuatro chicos, como seres humanos, estamos en problemas. En especial, cuando en el municipio se refugia a varios integrantes de La Cámpora a pedido del gobernador Kicillof. Para ellos, sí hay abrigo -empleo- y contención, tema que abordaremos en otra oportunidad.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 10 = 16

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp