Municipios

Contradicciones: De Achával presentó los avances del hospital Central mientras el Falcón estaba de paro

Acompañado por la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, y al secretario de Calidad en Salud, Alejandro Collia, el intendente de Pilar recorrió -y mostró a la prensa- los avances en la obra del Hospital Central, en el kilómetro 52,5 de la Panamericana.

En la oportunidad, Federico de Achával celebró la casi conclusión de la obra civil del edificio, que alcanza a los 7 mil metros cuadrados que se especializará en emergencias y alta complejidad, y anticipó que contará con el «primer resonador magnético del sistema público de la salud del distrito», equipamiento de hemodinamia para diagnosticar y tratar enfermedades del corazón y cerebrovasculares, como los ACV, un tomógrafo de 32 cortes de alta velocidad, equipo de rayos y equipamiento de terapia intensiva y unidad coronaria.

Según lo anunciado, el centro de salud próximo a inaugurarse, cuenta con 80 camas de internación, 15 consultorios, ecógrafo, shockroom con 15 camas de reanimación, tres quirófanos equipados y monitoreados, entre otros espacios.

Al mismo tiempo indicó que se están realizando unas 40 entrevistas diarias para cubrir los cerca de 600 puestos que demandará el nuevo centro asistencial.

En simultáneo, mientras De Achával destacaba las bondades que a futuro podrían verse en el Central, en el pediátrico Falcón, en Del Viso los profesionales de la salud encaraban un paro entre las 8 y las 20 aunque manteniendo una guardia mínima y asistiendo emergencias.

La medida fue motorizada por el sindicato médico AMRA, seccional conurbano norte, y reclamaba terminar con la precarización, además de salarios y condiciones de trabajo dignas.

El reclamo del personal de salud que en este caso se visibilizó en el Falcón, no es nuevo. Por las localidades se extienden las demandas de los vecinos frente a salas completamente desposeídas de médicos, que emigran del sistema público cansados de los bajos salarios y al exceso de trabajo, ya que al contar como menos profesionales, los que se quedan deben multiplicar sus esfuerzos para atender los cientos de consultas que legan diariamente.

De hecho, los vecinos dan fe de la falta de especialistas como traumatólogos, neurólogos, pediatras, entre otros, y optan por trasladarse a otros distritos para recibir la atención que necesitan. Escobar, General Rodríguez, Malvinas, son algunos de los elegidos, donde llegan, incluso, derivados por el mismo personal de salud de Pilar.

Habrá que esperar entonces para ver qué ocurre con el nuevo hospital, porque podrá contar con la tecnología más moderna, pero si no hay quien la opere, seguiremos en la misma desesperada situación.

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

94 − 86 =

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp