Municipios

El Concejo Deliberante aprobó el plan de ayuda a comercios en crisis

Después de casi 80 días en receso por la cuarentena y fuera de su ámbito natural, la sede de la calle San Martín, el Concejo Deliberante de Pilar volvió a reunirse en una sesión extraordinaria para la aprobación de tres proyectos.

La convocatoria se concretó esta mañana en un salón especialmente acondicionado a las exigencias de la coyuntura, ubicado en el Club Unión de la localidad de Presidente Derqui.

En la oportunidad y por unanimidad, el Concejo aprobó la iniciativa del Ejecutivo que apunta a entregar subsidios de 10 mil pesos por mes a comercios que deban permanecer cerrados por la cuarentena.

El programa, denominado “Comercios Cuidados”, prevé que los locales que deban seguir sin poder abrir en el marco del aislamiento obligatorio, recibirán, en caso de cumplimentar una serie de requisitos, 10 mil pesos por mes, y hasta 3 veces, para afrontar costos fijos como servicios, pago de alquiler o sueldos.

Al mismo tiempo, se eximirá a esos locales del pago de la Tasa de Publicidad y Propaganda y la de Servicios Generales, siempre en el caso de que la boleta sea menor a los 1500 pesos.

El proyecto también modifica las alícuotas y mínimos de la Tasa de Seguridad e Higiene para los supermercados, hipermercados, grandes industrias, empresas de servicios públicos, plantas generadoras de energía, y prestatarias de servicios públicos como gas, electricidad, agua, telefonía, bancos, y casas de cambio.

Esos incrementos a sectores de mayor capacidad contributiva, y que no se vieron afectados por el aislamiento obligatorio, financiarán el programa de “Comercios Cuidados” y los que a futuro se apliquen para impulsar el comercio local.

El programa tendrá vigencia hasta tanto termine el aislamiento, o hasta el 31 de diciembre de 2020, lo que suceda primero, aunque se podría prorrogar en el caso que continúe la emergencia sanitaria.

Serán beneficiarios los locales con habilitación municipal, cuyos propietarios, ya sean personas físicas o jurídicas, tengan domicilio en Pilar y se hayan visto afectados por la cuarentena.

La entrega del subsidio de 10 mil pesos por mes, con un tope de 30 mil pesos por beneficiario, será efectuada por transferencia bancaria al CBU declarado por los beneficiarios. La asistencia otorgada “podrá ser concedida a los solicitantes para el reintegro de los montos abonados en concepto de alquiler, pago de servicios básicos, o pago de haberes o jornales por la parte no cubierta por el gobierno nacional y hasta la suma de 5 mil por empleado”.

Tras este primer paso, el texto deberá ser refrendado por los concejales en Asamblea con Mayores Contribuyentes, encuentro que se realizará el 18 de junio, en un lugar a definir.

Por otro lado, el Legislativo además aprobó un proyecto marco que autoriza a que se celebren sesiones de manera remota o mixta, en el marco de la pandemia.

La reunión se desarrolló sin mayores sobresaltos, salvo por algunos cruces entre sus integrantes por modificaciones propuestas por la oposición, iniciativas que no prosperaron aún después de un cuarto intermedio para consensuar esos cambios, y por algunos pases de viejas facturas políticas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

66 + = 76

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp