Municipios

Es sospechosa de coronavirus, pero la mandaron a su casa con su familia

Luciana Acuña es una mujer joven, que vive en el barrio El Rocío, en Del Viso, y no entiende porqué, después de habérsele practicado un hisopado y considerar el suyo un caso sospechoso de covid-19, la mandaron de vuelta a su casa donde vive con su marido y siete chicos de entre dos y 15 años.

Según cuenta, el lunes pasado notó que había perdido el gusto y el olfato, por lo que, con la lógica alarma, llamó al 147 por lo que no tardó en acudir una ambulancia. Le practicaron los testeos de rigor, y a la espera de los resultados -que hasta hoy viernes no le llegaron-, le dijeron que se quedara en su domicilio.

Frente a la situación, «decidí aislarme yo sola, porque nadie me dijo nada». Por supuesto, para Luciana aislarse en el contexto de su situación no es fácil: vive en una casa muy humilde y debe compartir el espacio obligatoriamente con toda su familia.

La mujer también se quejó por la falta de asistencia alimentaria, «sobre todo a los chicos», y por la actitud de sus vecinos, que «apenas se enteraron que yo podía estar enferma, comenzaron a discriminarnos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 1 = 1

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp