Municipios

Galpón desmantelado: la historia detrás de la afrenta al patrimonio histórico de Derqui

Fue el último miércoles a eso de las 5 de la mañana. Todavía no había amanecido cuando una cuadrilla de municipales la emprendió a golpes contra el galpón que, ubicado en la estación Antonio Toro, contenía el patrimonio histórico de la localidad. El objetivo era retirarlo del lugar para continuar unas dos cuadras la avenida de Mayo.

La medida provocó un enorme revuelo entre los derquinos, que por redes sociales llegaron hasta a amenazar al autor del latrocinio, aunque la identidad de éste no está muy clara todavía.

Lo que infopilar.com.ar pudo saber es que todo comenzó cuando el concejal Juan Pablo Roldán reflotó una vieja iniciativa del cacique derquino José Molina para la avenida de Mayo, y ni lerdo ni perezoso, comenzó a operar para lograr su objetivo en la creencia que abrir una calle le significaría un enorme rédito desde lo político, atendiendo, especialmente, a sus pretensiones de ocupar, en el futuro, la intendencia de Pilar sucediendo a Federico De Achával.

Más aún, dicen que Roldán aceleró esta iniciativa al conocerse que los popes de La Cámpora, no muy conformes con el resultado de las encuestas sobre la figura de De Achával,  piensan en la hoy subsecretaria provincial de Igualdad y Diversidad y ex diputada Lucía Portos, destacada dirigente de la agrupación, para conducir los destinos del municipio.

El caso es que Roldán, siguen diciendo, le encargó la tarea a Carlos Gatti, una suerte de delegado informal de la localidad, pero este rápidamente se excusó de una medida que sabía enardecería a sus compoblanos. Pero apareció Astrid Aguilar, allegada a Roldán y a cargo de coordinar lo que se hace en las delegaciones (otro cargo con sueldo y personal), e inmediatamente puso manos a la obra: el galpón finalmente se desarmó sin tener en cuenta trámite administrativo alguno.

Y aquí se plantea otro interrogante: dónde fueron a parar los objetos que se guardaban en ese galpón, porque los vecinos vieron tres o cuatro camiones municipales cargados al tope. Algunos dicen que los camiones fueron a parar a algún obrador del distrito y que siguen con su carga a bordo, mientras otras versiones señalan que, en realidad, los vehículos habrían ido a parar a la casa del puntero de un concejal.

Cabe agregarse que incluso, ya se habría radicado una denuncia penal por robo en los tribunales de San Isidro por parte de Ferrocarriles Argentinos, el verdadero dueño del predio en el que estaba el galpón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 3 = 4

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp