Municipios

Interna radical en Pilar: activa participación del municipio en el triunfo de Lagreca

Aprietes varios y profusa movilización de personal municipal fueron algunos de los aportes de la intendencia de Pilar para que la lista «Adelante Buenos Aires» se impusiera a «Protagonismo radical» por 655 votos contra 567 en los comicios que la UCR bonaerense celebró el domingo último.

Esta nota no habla de fraude ni nada que se le parezca; lo único que intenta es poner blanco sobre negro la intervención del oficialismo peronista en una elección ajena y que registró una participación de afiliados al radicalismo pocas veces vista en el distrito. Es decir, la comuna metió mano y desdibujó una convocatoria cívica que se desarrolló con absoluta corrección, sin incidente alguno.

Pero vamos por el principio. Más que ansiosos por el triunfo de sus aliados, las principales figuras del gobierno comunal ordenaron al personal -que nada tenía que ver con los radicales- a «colaborar» con el oficialismo partidario buscando en sus casas y trasladando a los puntos de votación a los afiliados, como se vio claramente en La Novena, donde todos se conocen y saben perfectamente a qué se dedica cada uno.

Los «voluntarios» usaron sus propios vehículos, y se movilizaron todo el domingo, hasta entrado el escrutinio de las urnas, demostrando así la urgencia de un triunfo que le garantizara al intendente la posibilidad de seguir contando con el apoyo, sobre todo en el Concejo Deliberante, de un sector que, además, le debe demasiados favores. O cargos o nombramientos, claro, porque no se ve con frecuencia que un/a concejal supuestamente opositor/a conserve en la planta municipal bancado con dinero de los contribuyentes, a casi un centenar de militantes, la mayoría parientes directos.

Incluso se habla de un novio/a que a instancias del/a concejal en cuestión fue nombrado/a por Federico De Achával como delegado/a en alguna localidad del distrito.

A ese punto la cercanía entre la lista que se impuso el domingo con la intendencia. Más aún, se dice que no sólo ese/a concejal se ha visto favorecido en este sentido, ya que los infidentes añuden a cierto permiso municipal para la ampliación -en zona no autorizada por lo céntrica- de la empresa que comanda uno de los principales candidatos del domingo.

Aquí hay que mencionar también la ayuda recibida por los triunfadores por parte de un referente de Manuel Alberti, Diego Vivas, hombre del diputado provincial Jorge D’onofrio (Frente de Todos), uno de los dirigentes del peronismo que, junto con el derquino José Manuel Molina, colaboraron a destajo para que Federico De Achával se hiciera con la intendencia de Pilar.

Y si todavía faltan evidencias de la activa participación del oficialismo gobernante en la elección radical, basta con analizar el extraño comportamiento de algunos afiliados en las principales mesas de Pilar, donde puso observarse 40 votos a lista completa, y el resto, con boleta cortada. Extraño decimos, porque los radicales, en general, no cortan boleta, salvo por razones de fuerza mayor como los llamados telefónicos del secretario de Gobierno Santiago Laurent a una dirigente radical de Pilar Sur, a la que se le propuso el siguiente trato: o entregar la boleta cortada, o perder su empleo en el municipio.

La señora, de la que nos reservaremos su identidad por temor a represalias (contra ella, claro, no contra nosotros), es una ferviente militante de la lista que encabezaba Vladimir «El Ruso» Braillard, y se sumó a esta propuesta desencantada con alguno/a que otro/a integrante del de la lista ganadora, pero no le quedó más remedio que acatar la «sugerencia» del secretario de Gobierno y proceder en consecuencia con los resultados ya conocidos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + 3 =

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp