Municipios

Quintana y los nuevos desafíos para la Defensoría del Pueblo

Si bien juró hace unos pocos días como Defensor del Pueblo de Pilar, las circunstancias determinaron que todavía no apareciera el decreto del Ejecutivo municipal confirmando el cargo asignado.

De todos modos y a despecho de su asma (lo que lo incluye en el grupo de riesgo de la pandemia), Juan Manuel Quintana comenzó su trabajo al menos de manera telefónica.

“Ya he recibido muchas consultas sobre obras sociales y prepagas, aumentos de precios –para lo que trabajamos en forma conjunta con Defensa al Consumidor-, y los permisos para el ingreso de jardineros a los barrios cerrados”, indicó el flamante Defensor antes de establecer que “lo que no he recibido son denuncias en cuanto a los hospitales y salas sanitarias de Pilar”.

“Sólo he visto quejas por las redes sociales, pero oficialmente nada”, agregó.

Quintana aseguró que si bien la oficina de la Defensoría está cerrada al público, “tenemos una guardia y el personal necesario para intervenir en cualquier conflicto”, al tiempo que insistió sobre los números telefónicos habilitados para consultas por la pandemia: “la gente puede llamar al 107 y esperar, porque hay muchos llamados, pero que no se mueva de su casa. El 134, en tanto, es para denunciar incumplimientos de la cuarentena, y el 147 es prioritariamente para atender adultos mayores”.

El Defensor anticipó que sus primeras tareas al frente de esta oficina serán “revisar la estructura y acercar la Defensoría a los barrios”, en la certeza de que “sabemos que vamos a tener que trabajar fuerte sobre las empresas de servicios en lo que hace a tarifas”. Esto, “porque la crisis se va a profundizar”.

Por otra parte, y respecto a la previa de su designación, varias veces demorada, Quintana la atribuyó a que “se presentó mucha gente para el cargo, justo coincidió con el recambio de gobierno y la crisis económica”.

“Había otras prioridades”, consideró sobre el punto.

Asimismo, y siempre en diálogo con infopilar.com.ar, Quintana se definió como un radical alfonsinista y a su partido como “el más antiguo” y el que “siempre respeta sus instituciones internas”.

Aunque reconoció que por su nuevo cargo no puede hablar de política, se mostró convencido de que la UCR “se tiene que rearmar: o dentro de Cambiemos, o fuera”. “Por ahora se está discutiendo esto y lo bueno es que tenemos convenciones nacionales y se acatan sus disposiciones”, insistió.

Del mismo modo, y en tono de autocrítica, consideró que “debió debatirse más el acompañamiento al gobierno (de Macri) y recuperar su rol en la centro izquierda”.

“Fue una coalición más legislativa que de gobierno”, dijo antes de concluir con una consideración respecto a cómo debería comportarse la oposición en el plano local: “Tenemos que ser firmes y, al mismo tiempo, constructivos”.

Quién es

Juan Manuel Quintana tiene 45 años, es casado y padre de dos hijas. Es abogado, trabajó en el Juzgado de Familia N° 1 de Pilar, y ocupó una banca en el Concejo Deliberante hasta el año pasado.

Se reconoce como “pilarense de toda la vida”.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 5 = 4

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp