Nación

Cartón lleno: Éramos pocos y apareció la Asociación de Víctimas de los Trolls (¿?)

Los economistas Javier Milei y Miguel Boggiano fueron denunciados por «instigación a cometer delitos» tras convocar por redes sociales a la “Marcha de los barbijos 7M” que invitaba a romper la cuarentena obligatoria por el coronavirus. La denuncia fue presentada por la presidente de una insólita Asociación de Víctimas de los Trolls (¿?), y, más insólito aún, un fiscal abrió una investigación.

«El 11 de mayo saldré a la calle y voy a empezar a hacer vida ‘normal’. Me hartaron con las extensiones»escribió Boggiano en twitter generando un gran revuelo en las redes. El asesor financiero aseguró que “ya no hay argumentos científicos ni matemáticos” que obliguen a prolongar el aislamiento. El economista Javier Milei coincidió con él y apoyó la marcha que se viralizó con el “#BastaDeCuarentena.

La viralización de esa marcha llegó a la presidenta de la Asociación de Víctimas de Trolls, Guendalina Palazzini, quien denunció a los economistas ante el fiscal Gustavo Ponce Asahad, que abrió una investigación.

El funcionario judicial identificó en un informe preliminar, varias cuentas que representan sectores opositores al gobierno. Según el fiscal los economistas Boggiano y Milei, junto con dirigentes de cambiemos, podrían ser los supuestos los instigadores de la marcha. “Utilizan las redes sociales para exponer a la ciudadanía: lisa y llanamente es un acto criminal” dijo el fiscal en diálogo con AM750.

Qué es esta Asociación y quién es su presidente

Guendalina Verónica Palazzini, «Güendy», es una mujer que, según sus propios tuits, adhiere al kirchnerismo y al chavismo. Basta ingresar a su cuenta de Twitterdonde ostenta apenas 180 seguidores, para ver sus retuiteos a Diosdado Cabelloy su apoyo irrestricto a los K.

En los hechos, se presenta como presidenta de la “Asociación de Víctimas de Trolls”, una entidad que no existe en la vida real. De hecho, no tiene un lugar físico, ni aparece en registro oficial alguno.

Sin embargo, con la pretensión de ser la titular de esa agrupación que es tan real como una “nube de humo”, Palazzini fue la misma que hizo una presentación judicial denunciando la convocatoria por redes sociales a manifestarse este jueves, cacerolas mediante.

“Lo que hice fue una presentación a la Justicia por una convocatoria en el marco de la pandemia a reunirse pública y físicamente en el contexto de un decreto que legisla el aislamiento social, preventivo y obligatorio”, sostuvo la mujer a la hora de justificar la medida.

Sin embargo, el kirchnerismo hizo su propia convocatoria para manifestarse a la misma hora y nada dijo al respecto. A su vez, hubo diversas marchas, tanto el miércoles como el jueves, y tampoco opinó Palazzini.

Eso sí, no dejó de amenazar a los que estaban por salir a manifestarse: “Vamos a poner un patrullero en cada esquina y quienes salgan hoy a cacerolear y romper la cuarentena van a ser detenidos”. ¿Bajo qué cargos? ¿Cuál sería el delito de protestar? Interrogantes que la mujer no ha contestado.

En realidad, el verdadero sentir de Palazzini no tiene nada que ver con el coronavirus ni el cuidado social, sino con lo ideológico. Por caso, en su presentación judicial sostuvo que el cacerolazo era una “apología del crimen”.

El kirchnerismo intentó despegarse de la movida referida, pero no logró convencer demasiado, ya que nunca repudió lo hecho por la mujer. Al contrario, los usuales tuiteros K no se cansaron de viralizar la denuncia.

A esta altura, resta preguntarse de dónde salió Palazzini. Ciertamente, no hay demasiados registros sobre su persona, sí se sabe que fue precandidata al Senado Santafesino en 2019 por el partido Frente Juntos-Llegó la Hora-Movimiento Evita. Aparece nombrada en el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de Santa Fe, y la patrocina el abogado Daniel Llermanos, el mismo de Hugo Moyano.

Tiene iniciados en su contra al menos 10 juicios civiles y pedidos de embargos, y ya ha sido condenada en un juicio civil y comercial en 2016, expediente 21-02864506-3 caratulado “Molina, Santiago Nicolás contra Palazzini, Guendalema Verónica sobre Demanda Ejecutiva”.

También es deudora irrecuperable, tanto del Banco Santander como de Creditia Fideicomiso Financiero, y colecciona un tendal de cheques rechazados por “falta de fondos”: suman más de 662 mil pesos en total.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 + 1 =

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp