Nación

Con un pie afuera, el gobierno pagará más de 3.000 millones a un viejo conocido

Así se desprende del Boletín Oficial según la adjudicación de compra destinada a la canasta navideña para los sectores más vulnerables, encomendada por el ministerio de Desarrollo Social que conduce Victoria Tolosa Paz.

Tras la victoria en el balotaje del pasado domingo, el presidente electo Javier Milei ratificó sus ideas y propuestas de campaña de reducir drásticamente el estado a través de un contundente ajuste fiscal que pagará la “casta política”, según los dichos del sucesor de Alberto Fernández. Sin embargo, en medio de la transición rumbo a la asunción del próximo 10 de diciembre, el gobierno nacional realizó una controvertida licitación para adquirir 2 millones de paquetes de frutas secas y semillas por un total de 3.129.400.000 de pesos, de acuerdo al portal RealPolitik.

La compra fue solicitada en el marco de las próximas fiestas de fin de año para integrar la canasta navideña y así “atender a la población en situación de vulnerabilidad”, según destaca el expediente del Boletín Oficial. Cabe aclarar que la decisión administrativa 889/2023 corresponde a la secretaría de Articulación Política del ministerio de Desarrollo Social conducido por Victoria Tolosa Paz, y también lleva la firma del frustrado candidato a vicepresidente y todavía jefe de Gabinete, Agustín Rossi.

En concreto, estas bolsitas de mezcla de frutas secas, desecadas y semillas, marca Doña Luisa, están compuestas por castaña de cajú, nueces, almendras, pasas de uva y semillas de girasol; pesan 200 gramos cada una y su precio unitario es de 1564,70 pesos. Vale destacar que estos productos pertenecen a la empresa Proveeduría Integral, cuyos dueños son Giuliano Carmelo Pellicori y Luisa Bianca Pellicori.

Los antecedentes recientes de esta firma como beneficiaria de licitaciones del estado se remontan a la pandemia, específicamente en 2021 con la subsecretaría de Asistencia Crítica del ministerio de Desarrollo Social. En aquella ocasión se realizó una contratación por la emergencia COVID-19 de 1 millón de envases de sémola de trigo fina, media o gruesa; o sémola de cocción rápida o sémola de cocimiento rápido de 520 gramos cada uno.

Otra de las contrataciones fue en el mismo contexto de crisis sanitaria por 1.500.000 envases de alimento a base de azúcar y cacao, con un contenido neto de 360 gramos, también requerida por la misma área de la cartera comandada por Tolosa Paz. Además, Proveeduría Integral fue la adjudicataria de la compra por 1.200.000 envases, marca Doña Luisa, por un total de 63.960.000 pesos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

59 − = 50

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp