Nación

Hubo acuerdo en Diputados para un salvataje a los deudores hipotecarios UVA

Un plenario de comisiones decidió consensuar un texto entre los asesores.

Diputados de todas las fuerzas políticas acordaron negociar una ley para mejorar la situación de los deudores hipotecarios indexados con la Unidad de Valor Adquisitivo, las UVAs. Hay consenso mayoritario para actualizar las cuotas por la variación salarial y suspender las ejecuciones por un año, pero resta definir si la aplicación es retroactiva, como dispuso un fallo de la justicia federal de Mendoza.

El primer debate, fue en el plenario de las comisiones de Presupuesto y Finanzas y duró poco más de una hora, porque la mayoría de los autores de los 11 proyectos de ley prefirió no exponer.

La convocatoria fue posible por presión de Julio Cobos, quien había citado a una sesión para la tarde del miércoles y recién la retiró cuando tuvo día y hora la discusión en comisiones. Mucho tuvo que ver para activar el debate la presión de las 120 mil familias con deudas en UVAs, que se organizaron en asambleas y presionaron a los diputados.

Los mendocinos son los más activos porque un fallo de la justicia federal de esa provincia dispuso cambiar la variante de indexación de UVAs, basada en la inflación, por el Coeficiente de Variación Salarial, el CVS, que mide el Indec. Y para iniciar el cálculo pide retrotraer los valores a agosto de 2019, cuando Mauricio Macri congeló las cuotas después de perder las elecciones primarias por casi 20 puntos.

El proyecto de Cobos contempla la misma retroactividad, propone cambiar UVA por UVI (índice de construcción) y crea un fondo compensador con aporte de los bancos que cubra el descalce si los salarios suben 10% menos que las cuotas.

El Frente de Todos tiene un proyecto respaldado por Sergio Massa presentado por Carlos Heller y Alicia Aparicio, que coordinaron el plenario por presidir las comisiones de Presupuesto y de Finanzas.

Cambian el índice de actualización por la variación de salarios medida por el Ministerio de Trabajo (Ripte), contemplan un fondo compensador con el 0,01 de los depósitos, pero no establece retroactividad.

Sí la plantea el proyecto de la oficialista mendocina Marisa Uceda, pero para la fecha del inicio de los contratos. El PRO tiene varias iniciativas, una nada menos que de su jefe Cristian Ritondo, que proponen la opción de indexar por CVS. Pero sin retroactividad ni compensaciones.

Sin proyecto propio, participó del debate Martín Tetaz, de Evolución radical, defensor de las UVAs cuando se lanzaron y era columnista económico en radio y televisión. No cambió de opinión: «La consigna es: más UVAs, pero mejor diseñadas», propuso.

Consideró que el sistema funciona porque sigue vigente con poca morosidad y en tal caso el problema es la caída del salario real, que se desplomó un 25% desde 2018.

«La situación de los deudores UVA no es diferente a la de quienes alquilan. Estuve averiguando los casos en los que hay inconvenientes y el 99% es por gente que perdió ingresos. Esta es la mejor cartera de créditos de América Latina. Los de 2001 tuvieron una morosidad intolerable. Acá no está pasando eso».

Y propuso algunas medidas para que las UVAs sigan, como la salida voluntaria de los créditos para que las carpetas sean comercializadas por los Bancos, competencia de tasas, deducción de Ganancias cómo tienen los inquilinos (está en el proyecto de Cobos) y la opción de actualizar por CVS, que de todas maneras no recomendó.

«No hay ninguna serie de salarios en la historia argentina, que partiendo tan bajos, pierda contra la inflación en 20 años. No existe. Yo no le recomendaría a nadie pasarse a CVS. Pero lo entiendo por un tema de seguro. Debe ser una opción. Que la gente elija por una vez si quiere UVA o CVS. Pero quiero escuchar a los Bancos. Creo que le van a dar un negocio extra», comparó Tetaz.

Lo cruzaron desde el oficialismo y la oposición. «Hubo un aumento de las UVAs de 1108%. No es ni bueno ni malo: es demencial», se quejó el chaqueño Juan Pedrini, del Frente de Todos, quien propuso el año pasado una ley para eliminar las UVA. Pidió considerar la situación de los créditos prendarios, que ni siquiera pueden actualizar el valor de su bien.

«No es decisión nuestra decir si esto es un problema. Los poderes ya han intervenido»,  sostuvo Alejandro  «Topo» Rodríguez, del interbloque federal. Citó un reciente fallo de la justicia en la provincia de Buenos Aires.

El radical Fernando Carbajal tampoco coincidió con Tetaz. «Claro que el problema es la inflación. Pero no puede escindirse de que estamos ante un índice que toma el componente inflacionario. Y las herramientas tienen que medirse en un contexto», lo cruzó.

También defendió el fallo de la justicia de Mendoza, cuestionado por el economista. «Entra en cuestión al momento de firmar el contrato la caída de la capacidad de pago. Y la teoría de la imprevisión puede ser tomada. Por eso es que tenemos que buscar una solución uniforme desde este Congreso, sino habrá fallos en distintos lugares del país. Vamos a tener 20 soluciones distintas para el mismo problema», advirtió.

La oficialista Liliana Paponet, autora de otro de los proyectos, sugirió no acelerarse más de la cuenta. «Tomémonos el tiempo que sea, porque sino puede suceder que tengamos una ley que no favorezca a las familias. No tenemos que ser irresponsable ni vender expectativas», reclamó. Nadie la contradijo. El debate sigue entre los asesores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

57 + = 63

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp