Nación

Informe: Crece el nivel de deudas familiares no bancarias y el temor a perder el trabajo

Las cifras surgen tras cruzar los datos del Banco Central con una encuesta entre 6770 hogares realizada por CERX entre el 22 y 25 de junio.

El Centro de Economía Regional y Experimental (CERX)dio a conocer que la deuda total de las familias creció 4,6% en junio y alcanzó los $1.905.119 millones, afectando a 11,9 millones de hogares, que equivalen al 86,5% del país. Frente a mayo, 163 mil menos pasaron a tener compromisos, pero creció en $83.415 millones el stock adeudado para quienes no pudieron cancelar sus pasivos.

De este modo, en promedio cada familia adeudaba en junio 159.738 pesos, 6% más que en mayo. Ese monto no incluye los costos asociados a moras y retrasos, que fueron en incremento con los días en cuarentena y podrían incrementar fuertemente ese stock. A su vez, la deuda no bancaria promedio por hogar es de $62 mil.

Las cifras surgieron tras cruzar los datos del Banco Central con una encuesta entre 6770 hogares realizada por CERX entre el 22 y 25 de junio. El objetivo fue monitorear la evolución de esta variable para conocer el impacto socio-económico de la pandemia y las restricciones en la recuperación del consumo post covid.

El stock de deuda tiene dos grandes componentes: por un lado, la deuda «no bancaria» que estiman en $736.902 millones, 16,1% más que en mayo. Unos 11,9 millones de hogares tenían algún tipo de esas deudas en junio (86,2% de los hogares del país). Y por otro, la deuda «bancaria» que según el BCRA se redujo 1,6% en el mes a $1.168.217 millones a fines de mayo. La principal caída estuvo en créditos prendarios (-5,8%) y tarjetas de crédito (-2%).

En cuanto a la deuda no bancaria, en junio lo más frecuente fueron los atrasos en impuestos, que acumuló deudas por $185.040 millones, 24,0% más que en mayo. Las familias continuaron dejando de pagar impuestos como el inmobiliario, patentes, y otros nacionales y municipales.

La otra gran deuda que se acumula es servicios: el stock total alcanzó los $165.102 millones, 15,5% más que en mayo. Con una deuda promedio de $16.140 por familia. Aún así, es uno de los principales items que aparece en la lista de deudas a cancelar cuando se recuperen los ingresos.

Si bien creció poco (+1,4%), le sigue la deuda con familiares y amigos por $117.881 millones. Una deuda que creció fuerte en junio (12,6%) y preocupa por su costo y riesgo es con Prestamistas, que alcanza los $106 mil millones, consecuencia de las urgencias de muchos hogares y la creencia que podrán en breve recuperar ingresos.

Por otro lado, el 44,9% de los hogares manifestaron en junio alto temor a perder su empleo o quedar sin ingresos. Para el 19,3% ese temor es moderado mientras que para el 35,8% es bajo.

Además, el 61,8% sostiene que cuando se levante la pandemia y se regularicen los ingresos destinará esos fondos prioritariamente a pagar deudas atrasadas, 16,2% a mayor consumo de bienes y servicios y 5,7% a mejorar la vivienda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

77 − = 73

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp