Nación

La familia De Achával otra vez contra los trabajadores del Hipódromo

Este martes los trabajadores del Hipódromo de Palermo, acompañados por el CIS (Sindicato Joven de la CTA), se movilizarán a la entidad que regentea la familia De Achával, Federico (h) incluido, para reclamar por irregularidades en el pago de haberes, incluyendo el no pago de aguinaldos.

Los trabajadores se reunirán en el lugar a eso de las 14, para protestar por descuentos en sus salarios de hasta un 50 por ciento, derivado de los ATP gubernamentales. Según las fuentes, «manejaron la ayuda estatal como quisieron, y a través de una compleja ingeniería contable, determinaron que los empleados terminaron debiéndole al Hipódromo, deuda que se descuenta mensualmente y hace que los trabajadores terminen cobrando, muchos de ellos, unos cinco mil pesos».

«Además, tampoco pagaron el aguinaldo y no nos dicen si lo van a pagar y cuándo», agregó.

Pero la molestia de los trabajadores no se agota en el reclamo salarial, sino en el empleo de patotas para desalentar a los quejosos y la obligación de aportar a una organización sindical que «no nos representa sino a la patronal».

En este punto, aseguran que «ese sindicato es conducido por un empresario que es dueño de un haras en el mismo Hipódromo», y que el accionar de las patotas quedó palmariamente demostrado el 16 de noviembre último, cuando en una asamblea irrumpió un grupo de custodios que la emprendió a golpes contra los trabajadores. Incluso dos de los hombres de seguridad fueron a la postre condenados a trabajo comunitario por robarle el teléfono a una empleada que filmaba la agresión.

Cabe consignarse que el Hipódromo Argentino de Palermo (Av. Del Libertador 4103, CABA), es la principal joya de la corona que integra un complejo entramado de empresas (la mayoría investigadas por lavado), cuya titularidad ostenta -en los papeles- Federico Miguel De Achával, el padre del intendente de Pilar, a su vez, accionista mayoritario cuando no presidente de las firmas en cuestión.

Como, por ejemplo, La Quádigra SA, una empresa dedicada a “actividades de inversión en emprendimiento y sociedades de cualquier naturaleza, por cuenta propia o en representación de terceros”, lo que en otras palabras representa una carta blanca para invertir en lo que sea, del modo que sea.

Esta empresa, de la que Federico De Achával, el intendente, es presidente y accionista mayoritario, es la propietaria del software que utilizan las tragamonedas del Hipódromo y los conocidos juegos on line.

La Quádriga SA, además, y aquí parece radicar la importancia que reviste el personaje para los compañeros nacionales y populares, que tanto reniegan de la oligarquía argentina, también cuenta entre sus activos al software que controla cualquier intento de voto electrónico que se quiera implementar en el país.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

89 + = 94

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp