Nación

Llegó el primer cargamento con insumos médicos de China, pero no tenía respiradores

Este mediodía arribó al país un vuelo enviado por el presidente de China Xi Jiniping con insumos médicos y el miércoles llegaría otro similar, pero en ninguno está previsto recibir kits de testeo rápido ni respiradores, la principal demanda para combatir la pandemia del coronavirus.

La única esperanza de obtenerlos sigue estando en el vuelo de Aerolíneas que viajará el miércoles a Beijing y volverá el viernes con lo que haya encontrado en el consulado argentino, ya sea por donación o por compras, de la Nación y la Provincia.

Fuentes de la compañía aérea confirmaron que el avión hará escala en Auckland, Nueva Zelanda, pero se negaron a precisar la carga. La parada intermedia no fue elegida al azar: la falta de insumos médicos abrió una guerra en los aeropuertos con cargamentos que se confiscan o se revenden, Aerolíneas tuvo por años un servicio regular a esa ciudad y considera que hay garantías para no perder nada en el camino.

La mayor expectativa del Gobierno está en conseguir al menos una parte de los 1500 respiradores que Alberto le solicitó a Xi Jiniping y resultan esenciales para brindarle oxígeno a los pacientes crónicos, al menos un 5% del total.

Ante Diputados, hace dos semanas, el ministro de Salud Ginés González García confirmó que le falta esa cantidad para llegar tranquilo al pico de contagios y le restó expectativas a la ayuda china. «El canciller (Felipe Solá) habló con su par chino y por ahora no hay respuesta», informó. Pero este sábado desde Rosada confirmaron que esperan que el avión de Aerolíneas del miércoles traiga al menos una parte.

En los enviados por Jiniping no está previsto que haya respiradores ni al menos una parte de los 200 mil kits de testeo rápido que Ginés prometió comprar en aquella exposición ante los diputados, aunque sólo para «análisis epidemiológico» y no para para diagnóstico, como exige la oposición.

La cancillería informó que los aviones que llegan desde China no traen kits de testeo ni respiradores, que el Gobierno espera conseguir en el vuelo de aerolíneas que envía el miércoles. Pero seguiría necesitando producir más en el país.

«Estos dos envíos coordinando entre ambas Cancillerías contienen 5 mil trajes de protección, 10 mil máscaras protectoras para uso médico, 50 mil máscaras quirúrgicas, mil viseras, 200 termómetros digitales, 1000 pares de guantes y 1000 cubiertas para zapatos, destinados al Ministerio de Salud de la Nación», informó la cartera conducida por Felipe Solá.

En el gobierno insisten en que cuando llegue el pico de contagios del coronavirus ya no tendrá sentido testear y ante el menor síntoma se tomará como tal, pero si la curva no se achata serán necesarios respiradores y no parece fácil que venga desde el exterior.

Algunas versiones señalaban este lunes que habría un cargamento mínimo que obligaría a apostar todo a aumentar la producción local de la empresa cordobesa Tecme, con oficinas en Atalanta, que exportaba hasta marzo y ahora se convirtió en la esperanza de Ginés. «Producía 90 por semana, la llevamos a 150 y en mayo llegarán a 250», repite.

Aun resta que el Anmat apruebe el prototipo ideado por la Universidad de Rosario para fabricar una serie de respiradores a bajo costo, restringidos a atender a pacientes del Covid 19.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

37 − = 27

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp