Nación

Mañana empieza a regir el nuevo DNU: cuáles serán las medidas para el AMBA

Tras mantener encuentros con gobernadores y expertos sanitarios, en Casa Rosada tienen definidas una serie de acciones a poner en marcha a partir del 1 de mayo, con especial foco en el AMBA. Las clases seguirán de manera virtual.

El gobierno nacional definirá hoy las medidas que regirán durante las próximas dos semanas para contener la suba de contagios de coronavirus, en el marco de la segunda ola de la pandemia que atraviesa al país y que, con 561 decesos, registró ayer el récord de fallecimientos diarios.

En ese sentido, se espera la emisión de un nuevo Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que comenzará a regir a la hora 0 del sábado, informaron fuentes oficiales.

Es que esta medianoche vence la vigencia del DNU dictado por el Gobierno nacional el pasado 9 de abril, que estableció una serie de restricciones en el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA) por quince días, tales como la suspensión de las clases presenciales, y la prohibición de circular entre las 20 y las 6 de cada día, y la realización de todo tipo de eventos culturales, sociales, recreativos y religiosos.

Si bien hay una tendencia a la baja, la curva de contagios sigue estando alta. Por eso, tras mantener encuentros con gobernadores, el presidente Alberto Fernández ya tienen decidido tomar una serie de medidas que se pondrán en marcha a partir del 1° de mayo, cuando venza el último DNU.

Según trascendió, entre las acciones a tomar en pos de reducir la circulación y así disminuir la ocupación de camas de terapia intensiva en el Gran Buenos Aires se destaca la continuidad de la suspensión de las clases presenciales en aquellos distritos con alto riesgo epidemiológico.

En esta oportunidad, con los números en la mano, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, estaría de acuerdo con implementar la virtualidad en las escuelas de la Ciudad, debido a la tensión en la que se encuentra el sistema sanitario.

Si bien durante la última semana estuvo en evaluación la posibilidad de avanzar con un esquema de “presencialidad administrada”, los números fueron determinantes para prorrogar la medida que despertó una fuerte crisis política y judicial entre Fernández y Larreta.

En Capital Federal, además, avanzarán en la restricción del horario horario comercial, reforzar los controles en el transporte con cierres de pasos vehiculares entre la Ciudad y el Conurbano.

En ese sentido, estudian el cierre de una veintena de pasos vehiculares de los 84 que conectan ambas jurisdicciones, entre las 20 y las 6, en un esquema similar al que se puso en práctica en el 2020 al inicio de la cuarentena; mientras que se profundizarán los controles en el transporte público para constatar que sea utilizado por trabajadores esenciales.

Además, se evalúa la limitación de las reuniones sociales y familiares en los domicilios particulares ya que, según manifestaron, podrían aumentar este tipo de encuentros ante la llegada de las bajas temperaturas que desalientan las reuniones al aire libre.

Y por último también se restringirá nuevamente la actividad de la construcción y se impondrá la vuelta al teletrabajo de algunas actividades profesionales, como abogados, escribanos y contadores.

Desde la provincia de Buenos Aires, en tanto, solicitaron mantener los colegios sin asistencia, al menos en los distritos que se encuentran en Fase 2. Kicillof va a firmar un decreto, además del presidencial, en este sentido. La clave, según aseguraron cerca del gobernador Axel Kicillof, es reforzar los controles y hasta se habló de restringir la circulación a partir de las 18 horas.

Kicillof explicó a los jefes comunales que “durante los últimos días, hemos mantenido conversaciones con el Gobierno Nacional y las autoridades de la Ciudad de Buenos Aires para seguir articulando medidas en la zona metropolitana”, agregando: “Nuestra vocación sigue siendo la misma de siempre: trabajar en conjunto y acompañar las decisiones que tome el Presidente”.

Desde la oposición se planteó la necesidad de encontrar un punto medio que permita cuidar a los vecinos y mejorar la realidad sociolaboral de la provincia.

“Es necesario que encontremos un equilibrio entre las medidas y el trabajo; hay un gran esfuerzo por parte de los comercios, las PyMEs y la construcción por salir adelante y sería muy frustrante para ellos tener que cerrar, sobre todo cuando ven escenas de gran concentración de personas en mercados y ferias”, comentó Valenzuela. Y agregó: “Los negocios, las empresas y las constructoras no son focos de contagios: todos cumplen con los protocolos y necesitan estar abiertos y activos para no desaparecer”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

29 − 21 =

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp