Nación

Sin definiciones sobre la cuarentena: hermetismo tras la reunión entre A.F., Kicillof y Larreta

Luego de casi dos horas de debate entre el presidente, el gobernador bonaerense y el jefe de Gobierno porteño, no habrá anuncio oficial. Desde Provincia insisten con endurecer el aislamiento pero parece que todavía no hay consenso.

La escalada de casos positivos de coronavirus en todo el país pero fundamentalmente en el Área Metropolitana de Buenos Aires, encendieron las luces de alarma en la administración que encabeza el Gobernador Axel Kicillof. El mandatario bonaerense considera que hay que restringir al máximo la movilidad en la región, pero para eso es necesario llegar a un acuerdo con el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Si bien ya han manifestado estar cerca de un acuerdo en la última conferencia de prensa compartida, también el referente del PRO hizo hincapié en que no necesariamente tomarán las mismas decisiones.

En este sentido, este mediodía se produjo un cónclave entre ambos, del que participó también el Presidente Alberto Fernández, en un intento de afianzar esta idea del trabajo conjunto entre las partes. Sin embargo, tras casi dos horas de reunión, no hubo ningún anuncio ni indicios de hacia dónde irán las próximas decisiones. Tampoco habrá fotografías del encuentro.

La expectativa previa era muy alta, incluso se hablaba de anuncios para esta semana, donde todo indicaba que se endurecería la cuarentena en el AMBA, con un retroceso a la Fase 1, para intentar contener los contagios. Cabe señalar, que todavía de manera oficial, el aislamiento social, preventivo y obligatorio culmina el 28 de junio, es decir, el próximo domingo. Es un hecho que continuará, pero todavía resta ver cómo y hasta cuándo.

En la previa del encuentro el ministro de Salud provincial, Daniel Gollan, señaló que es “preocupante la curva ascendente” que muestra la enfermedad en la región y advirtió: “Va a hacer falta una restricción fuerte, hay un consenso de la ciudad de Buenos Aires y nosotros lo dijimos siempre, que si la situación se desmadraba íbamos a aplicar un freno”.

El gran debate pasa por la seria posibilidad de que el sistema de salud colapse en el corto plaso, si se mantiene este ritmo de contagios. Según fuentes oficiales, la capacidad de la Provincia roza el 60% de ocupación, y a este ritmo se satura en menos de 30 días. CABA correría la misma suerte, por eso la urgencia en tomar algún tipo de determinación.

“Si esto sigue expandiéndose a los cordones del Conurbano, no hay sistema sanitario que aguante”, planteó Kicillof antes de la reunión, tras inaugurar nuevas instalaciones en el Hospital Evita Pueblo de Berazategui. Alberto también está a favor de volver la cuarentena a una etapa más estricta.

Hasta ahora, el gobierno porteño ha resistido todos los intentos del Ejecutivo nacional y de la Provincia de endurecer la cuarentena. Es más, en las últimas semanas impulsó la apertura de más sectores no esenciales, habilitó paseos recreativos de chicos los fines de semana y permitió que los runners volvieran a los parques y plazas entre las 19 y las 9.

Por su parte, el ministro de Salud porteño, Fernan Quirós, también en la previa de la reunión, aseguró que los mandatarios “van a revisar la información para ver cómo seguir”. Más allá de la preocupación por el aumento de casos, consideran que los números de la ciudad no justifican un retorno a la fase 1.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

95 − 88 =

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp