Política

Bullrich en Libertad & Progreso delineó su plan de gobierno desde lo económico

Este viernes la fundación Libertad y Progreso recibió a la precandidata a presidente de la nación por Juntos por el Cambio, Patricia Bullrich, quien disertó sobre las primeras medidas que tomará en caso de ganar las elecciones presidenciales de 2023.

Entre los asistentes al encuentro pudo verse a su director general, Agustín Etchebarne, Manuel Solanet (director de Políticas Públicas), y Emilio Apud, entre otros y por parte de la fundación, además de Alberto Fohrig, director de los Equipos de Gobierno de la propia Bullrich.

El evento tuvo lugar en el Feir’s Park de Retiro y contó con la presencia de alrededor de un centenar de personas, entre ellas empresarios y académicos. La presentación estuvo a cargo del Director Ejecutivo de la Fundación, Aldo Abram, quien tras agradecer su presencia destacó que en sus doce años de vida, “Libertad y Progreso” elaboró un plan de gestión, que incluye las políticas estructurales más urgentes que necesita Argentina, al tiempo de precisar que hace más de un año y medio que están colaborando intensamente con los equipos técnicos de toda la oposición y que encontró «gran afinidad y receptividad en el que trabaja con Patricia Bullrich».

Entre las medidas propuestas, Bullrich destacó la necesidad de reducir el gasto público y mejorar la eficiencia del Estado, así como también de implementar políticas que fomenten la inversión y el emprendimiento.

En cuanto a la seguridad, la ex ministra planteó la necesidad de fortalecer las fuerzas de seguridad e instituciones políticas de las provincias con incentivos para los que respeten la calidad institucional y reforzadores negativos para los que incumplan sus funciones. También planteó la necesidad de mejorar la coordinación entre ellas para combatir la delincuencia y el narcotráfico. Sobre este último punto ahondó en la realidad en Rosario y la ciudad bonaerense de Moreno, ejemplificando lo que hay hacer con su exitosa gestión en esos distritos cuando fue Ministra de Seguridad.

Bullrich también presentó un plan que según ella tiene que partir de la base fundamental de “ir a nuevo régimen económico y atendiendo a los diez años de estanflación en los que pasamos”.

Luego de un diagnóstico sobre la realidad económica en la que destacó la falta de inversiones, inflación fruto de la depreciación de la moneda, una estructura impositiva asfixiante con déficit fiscal, expuso su plan en materia de economía.

El plan de Bullrich

“Estamos trabajando en una macroeconomía que elimine las distorsiones, que Inhiben total y absolutamente la inversión. La principal distorsión son las regulaciones cambiarias” y agregó que “nadie puede, como dije, operar exitosamente en este contexto. Por eso nosotros lo decimos acá, vamos a salir del cepo de manera inmediata. Creemos que cuanto mejor y más rápido lo hagamos, con mayor prontitud saldrá adelante la economía. No tendremos un cambio económico sino dinamitando el actual régimen cambiario».

“La segunda distorsión de la que queremos hablar es el elevado costo de capital que todos saben que hay. Se escriben muchísimos artículos sobre lo que está significando esta tasa de interés condicionada por un Estado nacional crónicamente deficitario”.

“Bajar el riesgo país y bajar el costo de capital de las empresas es uno de los temas fundamentales”.

“El Banco Central, que va a ser totalmente diferente a lo que es ahora, tiene las condiciones para una rápida baja de las tasas de interés y de cambio de las condiciones de construcción de una bola de nieve. Por ello, debe dejar de financiar al Estado y recuperar su solvencia.”

“En el marco impositivo, tenemos que converger a un régimen simple que implique que cada empresa tenga un costo impositivo razonable de acuerdo a su capacidad y a la capacidad que cada contribuyente tiene. Sin duda que nos gustaría llegar rápidamente a ese 23, 24, 25 puntos del PBI. Eso no puedo decir que lo vamos a bajar todo el primer día porque vamos a partir de un 42”. “Nuestro objetivo es entre 20 y 25 puntos”.

“Vamos a avanzar achicando el peso del Estado sobre la economía”.

«Creemos que crear un marco de estabilidad y de promoción para las inversiones es absolutamente estratégico. Este marco va a tener algunos puntos que yo les quiero describir. Por un lado, la estabilidad fiscal, que es algo a lo que tenemos que llegar de manera muy rápida, que funcionó muy bien algunos años en el régimen minero, un sistema de devolución anticipada del crédito del IVA que ha generado que generado, digamos, por las inversiones, termina generando una mejora en el cashflow de los proyectos de inversión y un régimen de amortización acelerada por inversiones en bienes de uso”.

“Todo esto va a requerir de un nuevo pacto que no lo queremos llamar solamente fiscal con las provincias. Nosotros creemos que los fiscales un punto, pero con las provincias hay que empezar a discutir otros temas que queremos poner en agenda, temas de carácter institucional, funcionamiento de la justicia, leyes electorales absolutamente amañadas, sistemas de ley, de sistemas de acoples como la provincia de Tucumán, una cantidad de regímenes electorales que son absolutamente constitutivos de un sistema feudal en las provincias y de la continuidad permanente y eterna de las mismas autoridades y del mismo sistema”.

“Por eso nos parece que el trato con las provincias no es solamente un trato respecto a los temas fiscales, es fiscales, es institucional, es también de la medición de la calidad educativa en cada una de las provincias argentinas y es de cómo vamos a bajar la inseguridad, algo que nosotros cuando nos tocó estar en el Ministerio de Seguridad lo hicimos con los 24 ministros de Seguridad, bajamos la tasa de homicidios, la tasa de robos, bajamos la inseguridad en un 30%”.

Mercado laboral

“El tercer punto que vamos a encarar es un cambio en las regulaciones del mercado laboral. Nosotros aquí estamos trabajando sobre un cambio que implica dos aspectos. Por un lado, el aspecto de los que hoy están trabajando en el sistema, que el sistema formal, que son 6 millones de personas, de los cuales no todas tienen un salario que uno llamaría totalmente formal, salario formal y salario medio formal … una idea de trabajo en blanco, trabajo en gris y trabajo en negro”.

“Lo formal hoy es blanco y gris. Hay mucha gente que está formalizada pero que no recibe todo su salario en blanco. En este caso de las de las personas que ya están trabajando”.

“El cambio fundamental lo vamos a hacer sobre el pasivo laboral de las empresas, es decir, sobre las indemnizaciones, sacando todas las leyes que han quedado, que solamente tienen multas que multiplican las indemnizaciones de las empresas y trabajando un modelo de un mínimo no imponible sobre la masa salarial de los trabajadores para generar una baja del costo laboral en la Argentina”.

Los planes sociales 

“Los planes sociales los vamos a convertir en un seguro de desempleo, para que quede claro que eso va a tener una temporalidad y en cuatro años nosotros tenemos como objetivo terminar con los planes sociales, poner como objetivo fundamental el empleo».

«Y quizás nos quedan algunos servicios sociales para sectores cuya inserción en el mercado laboral es muy difícil o es más caro, como puede ser una madre con muchos hijos, como pueden ser personas con problemas de trabajo, de discapacidad es decir algunos sectores a los que podrán tener un modelo que no va a ser más un plan social, sino que va a ser un modelo de ayuda si no puede reinsertarse en el mercado laboral».

Shock o gradualismo

“Nosotros, y no se asusten, nosotros le vamos a poner una secuencia y una velocidad a las reformas estructurales que llamamos terapia de shock».

«No, no creemos que podamos ir generando esto a lo largo de un tiempo determinado, porque las consecuencias que vamos a tener van a ser la, digamos, la falta de confianza total en la población y no vamos a poder. Y todos los factores de veto que tiene la Argentina van a venirse encima igual desde el primer día. Pero si hacemos las cosas más rápidas vamos a tener una confianza social que nos va a permitir avanzar. Sin duda que siempre hay, y hay que decirlo, hay que ser ingenuo. Hay siempre determinadas limitaciones sociales y políticas que nosotros vamos a tratar de achicar al mínimo para llevar adelante este plan real y esta discusión».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

56 − = 52

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp