Política

El archivo no miente: Tito y De Achával, un solo corazón

Lo sostuvimos en más de una oportunidad, y no muchos estaban dispuestos a creerlo. Ahora, desenterrar viejos archivos de dos periodistas de La Nación +, no hace sino ratificar lo que hasta aquí no era más que una presunción.

Juan Martín Tito, la principal figura local de La Libertad Avanza, no es más que un peón en el tablero que maneja Federico De Achával, el intendente con ganas de gobernador. En este entendimiento, dar con un sucesor no sería tarea difícil, ya que el pretendido libertario se muere por sentarse en el sillón de Lorenzo López.

El acuerdo entre ambos para concretar este enroque fue el fruto de la gestión del socio minoritario de De Achával padre en una off shore de Hamburgo, el gastronómico César Mansilla, asesor de ambos -Juan Martín y Federico- en materia de prensa. De hecho, el dueño de «Blanco y agua» le cobró un dineral en dólares al LLA para hacerlo concejal y después gestionó los pagos para su candidatura a intendente a través de un representante de Milei del que por ahora reservaremos identidad aunque, dicen, haya videos de esa negociación realizada en una mesa del restaurante del prensero Mansilla.

El estrecho vínculo entre ambos -con aquel pacto de por medio- fue señalado en más de una oportunidad por el periodista Claudio Ponce de León y por este portal, y aunque fue negado repetidamente por el concejal, dos cortes de archivos de La Nación + avalan nuestra posición

.

Claro que lo actuado por Tito no sorprende demasiado, acostumbrados como estamos a los garrochazos más o menos disimulados, como los de otros «libertarios» como Juan Manuel Quintana y Guadalupe Ioselli, o las cambiemitas Adriana Cáceres y Analía Leguizamón, que se preparan para, con el cuento de la colaboración, acompañar al propio Tito en una eventual candidatura a la intendencia en los términos pergeñados por De Achával y en las filas del milenismo.

Pero para ello, el joven Tito deberá sortear una suerte de veto impuesta desde la cúpula partidaria, molesta por la invocación de un apoyo irrestricto para la consecución de aquel objetivo por parte del dirigente Sebastián Pareja que, éste y a su turno desmintió rotundamente.

Porque la nueva apuesta del kirchnerista De Achával es insertar a dos de sus disimulados adeptos, en especial Tito y Cáceres,  a los que se les termina el mandato en el Concejo Deliberante en una misma lista ante la hipótesis de una alianza entre el jefe del PRO, Mauricio Macri, y las fuerzas del cielo que comanda Javier Milei.

Quizás, entonces, estamos ante las puertas de una nueva estafa electoral.

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

91 − = 84

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp