Política

El gobierno destinará más de $54 mil millones en la construcción de Centros de Género

En su último año de gestión, Alberto Fernández prevé invertir más en Centros de Políticas de Género y menos en escuelas. Con cifras comparativas que ascienden a casi el doble, según el presupuesto.

En plena campaña por permanecer en el poder cuatro años más, el Frente de Todos dio inicio a la ejecución masiva de obras públicas. A nivel nacional, cada provincia inauguró pequeñas y grandes obras que van desde repavimentación hasta la construcción de hospitales y escuelas. Un dato sobresale en el presupuesto y es la desproporción comparativa que reciben las áreas de Género.

Según la presentación de Sergio Massa, este año se destinarán $50.627.353.157 a la construcción y refacción de Centros de Políticas de Género. Esa cifra incluye todo lo necesario para hacer efectivo cumplimiento de programas de prevención de contra las violencias de género, según detalla la página 12 del presupuesto del Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidades.

En cambio, para la construcción de centros educativos públicos se destinarán $23.166.513.495, de los cuales únicamente $4.000.000.000 se destinarán a la construcción de escuelas secundarias técnicas, lo que ayudaría a que los jóvenes terminen sus estudios con un oficio aprendido y aplacar así el desempleo juvenil.

Todos los indicadores de la educación pública muestran que año a año empeora su calidad. Las pruebas PISA no se realizan desde el año 2019 y desde Provincia de Buenos Aires se pretendió, hasta hace unos días, eliminar la repitencia del nivel secundario. En este contexto la reducción de fondos estatales es una muy mala noticia. Según los datos arrojados en el presupuesto de Obras Públicas, el total que se destinará a Educación, incluyendo Cultura, será $26.462.251.382. Esto quiere decir que, en la construcción de escuelas se destinará el 52,3% de lo que se gasta en Centros de Políticas de Género.

Esta diferencia crece aún más si tenemos en cuenta que las dependencias de la cartera comandada por Ayelén Mazzina tienen otras sub-áreas como las de «Actividades Centrales» donde se realiza la formulación, acción y apoyo de tales políticas. Para estas sub-áreas se destinará otra cifra sideral: $54.683.359.324. Lo que agranda aún más la brecha, dejando un total de $105.310.712.481 sobre los $26.462.251.382 que se destinarán este 2023 a Educación.

No sería polémico destinar $105.310.712.481 a Centros de Género si por lo menos estos dieran resultados y lograran reducir los femicidios y violencia de género. Sin embargo, el último relevamiento realizado por la Casa del Encuentro y la organización MuMuLá-Mujeres arrojó que el asesinato de mujeres aumentó en un 44,5% el año anterior.

¿Para qué sirven los Centros Género? 

La construcción de estos centros a nivel nacional comenzaron a principio del año 2021, cuando Santiago Cafiero (ex jefe de Gabinete) en conjunto con el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis y Elizabeth Gómez Alcorta (ex ministra de Mujeres) firmaron un acuerdo para reducir «las desigualdades que las mujeres sufren ante los varones».

Según Gómez Alcorta y Katopodis, la implementación de esta medida se trató «de una política de cercanía, federal, en la que intervendrán distintas agencias del Estado, que contemplará las distintas vulnerabilidades que puede sufrir una persona en situación de violencia de género y que tendrá un anclaje territorial». Asimismo, buscan crear «una sociedad más igualitaria, más integrada, más inclusiva y con perspectiva de derechos».

En algunos espacios se dictan cursos, talleres y charlas que promocionan el diálogo sobre las situación de violencia que sufren las mujeres ante los hombres y además, contienen a las víctimas de violencia sin hogar.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + 6 =

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp