Política

Escenario: Juntos todavía no acuerda cómo resolver la interna en provincia

Las reuniones se multiplican, pero la coalición opositora no logra ponerse de acuerdo sobre una estrategia electoral para el territorio bonaerense.

Complicada es la situación que atraviesa Juntos por el Cambio (JxC) por la interna que divide al PRO, y que también involucra a los otros partidos de la alianza, sobre todo, al radicalismo. Nadie niega que los dos candidatos más competitivos para la presidencial son hoy Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich, pero las pujas entre ellos hacen que la coalición se mantenga en una encrucijada de la cual no puede salir y que está llevándolos a perder electorado a manos de Javier Milei.

Algunos afirman que debería acordarse una lista única. Otros creen que una interna presidencial le daría a JxC un volumen de votos mayor en las PASO para asegurarse de entrada ser la alianza más votada. Eso implica cerrar fórmulas con el radicalismo y un acuerdo con la Coalición Cívica (que ya está del lado de Larreta), y ahora se agrega el factor José Luis Espert. El economista fue acercado al espacio por el jefe de Gobierno porteño, y pretende sumarse a la pelea presidencial. El objetivo es que capture votos que se van a Milei y, para Larreta, la posibilidad de que también le robe a Bullrich, que está enojada con la movida.

Sin embargo, las mayores alquimias se dan en cómo cerrar la estrategia electoral en la Ciudad y en la provincia de Buenos Aires. Incluso la definición de lo que pase en el territorio porteño estará relacionada con el esquema que se buscará para tratar de destronar a Axel Kicillof. Ni Patricia ni Horacio tienen intenciones de resignar sus aspiraciones presidenciales, y eso conlleva a que tampoco quieran un solo candidato a Gobernador que vaya colgado de ellos dos.

Quien mide mejor en las encuestas es Diego Santilli; entonces, Larreta busca evitar que su esfuerzo político y económico le sirva también al rival interno, y Patricia asegura que si ella no tiene su propio postulante será muy difícil que le cuiden la boleta en muchos distritos, sobre todo por el juego en favor de Santilli que muestran varios alcaldes. Pese a que Bullrich tiene tres candidatos (Joaquín de la Torre, Néstor Grindetti y Javier Iguacel), Cristian Ritondo dice que sí o sí irá a las PASO para la Gobernación y que muy probablemente sea el candidato de la exministra de Seguridad.

El anuncio llegará en el momento en el que María Eugenia Vidal se baje de la aspiración presidencial Pero en la Provincia la presión es muy fuerte, y viene de abajo hacia arriba, para que haya un solo candidato al sillón de Dardo Rocha. Santilli opera en ese sentido, con la presunción de que si eso sucede será el ungido. A Ritondo le quedaría esperar un triunfo nacional para luego ser el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación. Los intendentes del PRO, y también los radicales, empujan por esa alternativa.

“Hay tres tercios, Juntos, Libertarios y el Frente de Todos. El oficialismo y los libertarios irán en la provincia con una sola boleta, y así los dos candidatos de Juntos van a salir tercero y cuarto. Si eso pasa va a costar mucho ir a buscar el voto útil después, por lo tanto se va a perder la provincia de Buenos aires, y si se pierde la provincia no se transforma la Argentina”, sentenció un dirigente que participa de las negociaciones. “Sin el Gobierno provincial, y con los intendentes del Conurbano y los sindicatos en contra, es muy difícil gobernar el país. Ahora, si vas con un candidato único, pegado a las boletas presidenciales, salís primero o segundo; por eso son muchos los que quieren unificar”, completó quien está dentro de ese grupo de “unificadores”.

En un juego de abecedario se habla de muchas letras. La que quiere Bullrich, y altera los nervios en los distritos, es la “I”, dos boletas completas sin compartir nada. La mayoría de los jefes comunales y Santilli piden la “Y”, para que haya dos o más candidatos a Presidente pero uno solo a Gobernador y uno a intendente, que se transformaría en “X” en los municipios donde no gobierna JxC, con dos candidatos a la Rosada, uno a la residencia de La Plata y dos o más para el palacio local. Otra alternativa para las comunas donde se tiene la intendencia es la “V”, para que los alcaldes vayan adheridos a todos los candidatos para la presidencial y para la Gobernación.

En ese contexto arrecian enojos y desconfianzas. Hasta los más cercanos a Larreta y Bullrich dudan sobre si no serán marginados cuando sus jefes negocien en pos de quedarse con el objetivo de la Presidencia. El radicalismo bonaerense orgánico debe definirse y puede inclinar la balanza. Una parte, la de Morales, Lousteau y Posse, juega para “el pelado”; la que conduce Maximiliano Abad se mantiene equidistante y escucha ofertas mientras Facundo Manes, su carta más fuerte, salió muy satisfecho de una reunión con Larreta. Son horas decisivas para Juntos por el Cambio, que debe desatar el nudo sin seguir tensionando la cuerda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

27 + = 31

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp