Política

La decisión de Patricia y cómo resonó en Pilar

En principio, la resolución de la ex ministro de Seguridad demostró que la mesa no era tan bullrichista, y como en cualquier decisión política que se asuma, lo que queda son los heridos.

Como Cristian Ritondo, que enojado tendió puentes con Rodríguez Larreta, o como De la Torre, sospechado de querer romper Juntos y emigrar hacia las filas mileinistas. Incluso se asegura que le entregó su partido para que el economista pueda jugar libremente en la provincia.

Vale la pena recordar que esta no sería la primera vez que el intendente de San Miguel apelaría a esos procederes. Lo mismo habría ocurrido cuando se desempeñaba como ministro de Vidal.

A Iguacel en tanto, la decisión de Patricia parece no haberse sentido demasiado afectado, mostrando un claro perfil orgánico.

Lo cierto es que el ungido, Néstor Grindetti es mejor administrador que político, lo que quizás sea lo que le está faltando al gobierno provincial.

Este lunes, los dirigentes del PRO se reunieron para tratar de ordenar las listas bonaerenses, aunque no llegaron a acuerdo alguno. Seguirán este martes con la presencia del propio Mauricio Macri.

Obviamente, también en Pilar se produjeron las consabidas repercusiones. El mismo día de la designación de Grindetti, aunque en política nadie parece sorprenderse, sucedió un hecho insólito. Un aspirante a la intendencia, que no es local, convocó a su acto de lanzamiento con poco perfil de Juntos, y menos aún, propio de las filas bullrichistas. Gastó más de un millón de pesos sólo en punteros para que le acerquen gente en colectivos escolares, además de comida para repartir.

El hombre es Andrés Antonietti, empleado de la municipalidad de Vicente López -de donde salen los fondos para su campaña-, y responde a Jorge Macri con quien parece padecer la misma patología: la promiscuidad geográfica-política.

Al igual que Macri primo, ser electo en Vicente López y luego emigrar a CABA para ser candidato, es lo que imita Antonietti, con una sociedad -la local-, que está harta de estos paracaidistas que a duras penas conocen la dirección de la municipalidad.

Por otra parte, siguiendo el enojo de su jefe Ritondo, dándose fuera de toda posibilidad de candidatura, Adriana Cáceres acompañó a Antonietti en el mencionado evento.

Más repercusiones 

Gustavo Trindade ya no se promociona ni con Bullrich ni con Juntos, lo que implica que la mesa de la presidente del PRO se ha visto diezmada, sumando aquí el pase de la ex concejal Analía Leguizamón a las filas del santillismo y Neuspiller.

Hasta ahora, entonces, el único en pie es el jovencísimo Andrés Genna, que organizó un plenario el sábado pasado con gran concurrencia.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

48 − 46 =

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp