Política

Massa, por sí o por no

Si bien el último debate presidencial no aportó demasiado en materia de propuestas al electorado, al menos por parte del candidato del oficialismo, más ocupado en procurar desestabilizar a su oponente para exponerlo como un desquiciado emocional y justificar así la infantilidad de su campaña del miedo, dejó una forma de interrogar que ya se hizo meme.

Los «por sí o por no» de Sergio Massa calaron en especial en las redes sociales, que apenas desplegado el recurso por parte del ministro y candidato comenzaron a circular las más variadas creaciones, una más original que la otra. Claro que, por lo visto y a juzgar por las más de cuarenta encuestas que sin solución de continuidad poblaron la nube, los «por sí o por no» de Massa no se tradujeron en adhesiones del electorado, ya que cada una de las cuentas -y por aplastante mayoría- vieron ganador al economista Milei, a contramano de lo que declamaron casi al unísono los analistas de los distintos medios de prensa.

Esto, porque después del debate apareció, con absoluta claridad, la divisoria de aguas entre el establishment (políticos, periodistas y analistas, entre otros) y la gente común, la que carente de acceso a medios que amplifican el mensaje a veces engañoso, utiliza las redes como una forma de expresarse en libertad. Podrán ocultar su voto -por vergüenza, en algún caso- de los encuestadores que proliferan en estos tiempos, pero en el teléfono o la compu, la verdad aflora sin resquicios.

En lo que también coincidieron las redes fue en cuestionar la actitud del tigrense, puesto más en canchero y perdonavidas, en inquisidor cuasi policial y apelando a alguno que otro carpetazo para con su contrincante, que en expositor real de la Argentina que viene, en caso de acceder a la primera magistratura nacional. Casi no quiso hablar de economía -su talón de Aquiles-, y fiel a lo acordado con sus asesores brasileños, optó por increpar al otro respecto a un tema sobre que él mismo debería dar respuestas, atendiendo a que desde que accedió al ministerio los resultados que logró hasta ahora no son como para ponerlos en un cuadro y mostrárselo a las visitas. Milei, en tanto y un poco desdibujado, se empeñaba en responder las preguntas siempre a la defensiva, como quien lo hace con un padre exigente y admonitor.

Ahora bien, veamos qué resulta de aplicar el método interrogador a él mismo: Massa, por si o por no?

-Desde que asumió generó 3.362.037 nuevos pobres?

-Desde que asumió se triplicó la inflación?

-Desde que asumió cayó 41% nuestro poder adquisitivo?

-Desde que asumió triplicó la devaluación del peso?

-En campaña, esconde a los «gordos» de la CGT, lo más rancio del sindicalismo argentino?

-Esconde también a los miembros de La Cámpora como Máximo Kirchner y los que lleva en la boleta para demostrar independencia de Cristina Kirchner?

-Esconde a su gente del Frente Renovador vinculada con el caso «Chocolate»?

-Arregló con algunos radicales para que no les explotara la situación de sus ñoquis en la Legislatura bonaerense?

-Arregló en un importante restaurante con las autoridades del grupo América, Canal 26, C5N, y Crónica a los que triplicó la pauta?

-Envió a su jefe de campaña De Pedro a una reunión con el grupo Clarín, cuadriplicándoles la pauta oficial de la cual un porcentaje es para Jorge Lanata?

-Es cierto que en  2013, en una entrevista al diario Clarín, proponía ir a «Una Universidad Arancelada»?

-Es cierto que en 2015 acusaba a Capitanich de «usar a los pobres para ser cada día más rico»?

-También en 2015, es cierto que proponía «barrer a los ñoquis de La Cámpora enquistados en el poder», y  proclamaba que «al kirchnerismo había que sacárselo de encima»?

-Es cierto que octubre de 2017, le decía a un periodista que «con el kirchnerismo, no iba ni a la esquina»?

-Es cierto que en noviembre de 2017, proponía terminar con los señores feudales como Gildo Insfrán, que «usan a los pobres y están cada vez más millonarios»?

-Es cierto que en octubre de 2018, decía que «si no existiesen los fueros, Cristina Kirchner debería estar presa»?

-Es cierto que en febrero de 2021, su padre y sus suegros, fueron parte del vacunatorio VIP?

-Es cierto que en abril de 2023, decía que «es incompatible ser Ministro de Economía y candidato a Presidente»?

-Lo vinculan al narco en Tigre y Nordelta?

-Es cierto que por este tema y por una zancadilla que le hizo cuando era arzobispo de Buenos Aires y le quiso entregar su cabeza a Néstor Kirchner, el papa Francisco jamás lo recibió ni lo recibirá?

-Es cierto que el campo La Vanguardia, en Giles, lo pagó de contado -ocho millones de dólares- un empresario que no es amigo (como sostuvo en el debate) pero que se refaccionó y amobló siguiendo órdenes de su esposa Malena?

Por supuesto, hay muchos más interrogantes, como el caso del testigo de la detención del autor del robo a la casa de los Massa en Tigre, que fue obligado por la policía a mentir sobre la suma de dinero sustraído y como se mantuvo en sus dichos, debió desaparecer por un tiempo y mudarse de ese distrito a la provincia de Misiones. O el caso de Alejandra Medrano, que juraba contar con pruebas como audios o fotos del vínculo de Sergio con el narco y apareció «suicidada» antes de declarar.

También se le podría preguntar sobre la veracidad de las versiones que sostienen un pago de  10 millones que se gastaron en publicidad en el buscador Google, o que el total gastado en su campaña -la más cara de la historia argentina- rondaría los 8 mil millones de dólares.

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

36 − = 35

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp