Provincia

Acusan al jefe de Gabinete provincial de “patotear” a acompañantes terapéuticas que reclamaban deudas

Acompañantes terapéuticas se convocaron en la casa de gobierno ante la falta de pago de sus servicios, con deudas de hasta un año. Son 14 mil damnificadas, entre acompañantes terapéuticas y cuidadoras domiciliarias. Mientras tanto, continúan realizando sus prestaciones ante la desidia del IOMA.

Por séptima vez, desde que se atrasaron con sus salarios, las trabajadoras de la salud mental volvieron a gobernación para reclamarle a Axel Kicillof y al titular de IOMA, Homero Giles, la falta de pago por sus prestaciones. Con el cambio de gestión, a fines del año pasado, no imaginaban que su situación empeoraría, pero sucedió. Después de más de nueve meses sin cobrar, con órdenes de desalojo en sus hogares de por medio –por no pagar los alquileres–, la desesperación y la angustia continúan creciendo.

“Estamos trabajando gratis”, aseguró Majo Ron, una de las afectadas, en diálogo con el portal RealPolitik. La acompañante terapéutica contó que fueron recibidas por una funcionaria de bajo rango pero no les prometieron ninguna solución. Entre ollas populares y fogones, transcurrieron la fría jornada del lunes y prometen volver a encadenarse hasta que las atiendan.

“Venimos dejándoles cartas a Kicillof y Giles sobre nuestra situación apremiante, pero solamente obtenemos reuniones donde nos hacen preguntas pero no resuelven nada”, explicó Ron. Al respecto, afirmó que en uno de estos encuentros, el jefe de Gabinete provincial, Carlos Bianco, las “patoteó” e inclusive les “revoleó un libro por la mesa”. En este sentido, la trabajadora agregó: “Cuanto peor nos tratan, más aguerridas nos ponemos”.

Asimismo, indicó que Bianco ni se preocupó por la problemática, aunque por otro lado les dicen que están haciendo todo lo posible para que puedan cobrar. También, apuntó contra el presiente de la mutual bonaerense porque les aseveró que no tenían fondos para depositar los haberes, pero después anunciaron “un rescate de 400 millones de pesos mensuales para las clínicas y sanatorios privados”. En tanto, lo acusó de “pasearse por los medios diciendo que tiene todo resuelto”.

Mientras tanto, explicó que “IOMA no garantiza las prestaciones”, sino que ellas las llevan a cabo porque tienen “una responsabilidad enorme con los afiliados”. De todas maneras, sostuvo que se mantienen preocupadas por su situación de precarización. Ante este panorama desolador, potenciado por Giles, que, previamente, las “llenó de promesas” y les pidió que confíen en la gestión, manifestó contundentemente que se les “acabó la paciencia”.

Finalmente, exigió el pago de sueldos a treinta días, que contemple un “acuerdo de aumento para que se modifique la situación de precarización”. En caso contrario, teniendo en cuenta que ante la situación de emergencia sanitaria nacional por la pandemia no reciben los remitos para sus haberes correspondientes ni hay personal en las oficinas de IOMA para que las atiendan, solicitó que les hagan “un convenio colectivo de trabajo”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 + = 21

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp