Provincia

Anticipo: Kicillof ofrece pagar a los proveedores con bonos

La oferta comprende a toda la deuda contraída en el 2022 y en lo que va del 2023, e impacta principalmente en la compra de alimentos por parte de la provincia.

La información trascendió apenas comenzado este lunes y enardeció los ánimos de los empresarios que desde el año pasado y lo que va de éste vendieron toneladas de alimentos destinadas a los sectores más vulnerables del territorio bonaerense. Obviamente, el ofrecimiento del gobierno los llevó a tomar una decisión drástica: no entregar más mercadería hasta que se revea la medida y se utilice dinero contante y sonante para saldar la deuda.

Ya los intendentes -propios y ajenos, y de distritos más alejados del AMBA- venían anticipando la crisis al denunciar importantes recortes en los fondos de coparticipación, lo que los llevó a modificar sus presupuestos y hasta a reducir o congelar los salarios del personal político.

Lo curioso es que frente a esta situación, la provincia no hizo más que multiplicar sus gastos claro que en un contexto puramente electoralista. Se aceleraron los viajes de egresados, proliferaron los festivales y la contratación de artistas, aumentó el merchandising que se reparte en cualquier aglomeración, el nombramiento de militantes en las dependencias públicas bajo pretextos baladíes no se detiene, y se pagan viajes al exterior a funcionarios de segunda o tercera línea para participar de eventos (congresos y seminarios) que no aportan nada a la vida cotidiana de los bonaerenses.

Al mismo tiempo, hasta las instituciones que dependen del propio gobierno provincial sufren la crisis hasta lo indecible. Baste advertir el desfinanciamiento del IOMA, la obra social de los trabajadores públicos bonaerenses, o del instituto biológico «Dr. Tomás Perón», para no hablar de los hospitales o los institutos de Minoridad, donde las revueltas por las condiciones de alojamiento de los internos son moneda corriente, situaciones generalmente ignoradas por la opinión pública en general debido al blindaje de que goza el gobernador, producto de las generosas pautas que se reparten desde Prensa.

Lo cierto es que la crisis llegó a la provincia y, por lo visto, para quedarse por mucho tiempo. Habrá que ver cuáles son las cuestiones a las que Axel Kicillof dará prioridad.

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

70 + = 76

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp