Provincia

Consejo Escolar: la oposición denunció irregularidades en el reemplazo de consejeros oficialistas

La presentación fue realizada en el Ministerio de Educación de la Provincia por falsificación de documentos públicos y otras irregularidades registradas en el cuerpo.

A través de una nota ingresada en la Dirección Provincial de Consejeros Escolares, firmada por Iván Mansilla, Patricia Santoro, Marcelo López, Patricia Ibalo y Fernando D´Auría, los presentantes aludieron a la situación de su colega por el oficialismo Rocío Beláustegui.

Al respecto, la denuncia se relaciona con el pedido de licencia de Beláustegui para asumir como gerente de la filial Anses de Pilar, cargo en el que se encuentra hasta ahora.

Según los denunciantes, Beláustegui asumió como consejera escolar el 10 de diciembre de 2017, con mandato hasta el 10 de diciembre de 2021, pero el 14 de abril del 2020, pidió una licencia por seis meses «por razones particulares». En su lugar, juró Agustina Andrada, según lo determinado por la Junta Electoral de la provincia de Buenos Aires.

El 7 de julio de 2020, el cuerpo recibió una objeción respecto a la asunción de Andrada por parte del Departamento de Contralor Administrativo, encargado de la liquidación de la dieta de los consejeros, en la certeza de que estos funcionarios «no pueden tomar licencia por causas particulares», por lo que en realidad, Beláustegui debía haber renunciado. Frente a este planteo, la funcionaria apeló a la renovación de su licencia, lo que fue denegado por el cuerpo, aunque la irregularidad se prolongó en el tiempo con la anuencia de la presidente Victoria Carey, a quien atribuyen «falsificación de documentación» con el objetivo de avalar la licencia de Beláustegui y su reemplazo por Andrada.

Los denunciantes, incluso, apelaron al artículo 150 de la ley 13688 que establece la incompatibilidad del cargo de consejero escolar «con el de toda otra función pública a excepción de la docencia universitaria», con lo que la gerente del Anses Pilar se encuentra en evidente infracción.

La oposición consideró, entonces, que Rosario Beláustegui «hizo abandono de su cargo público, ya que hasta el momento no tuvimos más novedades desde que solicitó su primer licencia por lo que tenía que retornar a su banca y nunca más regresó». «Esto generó que Andrada se atribuyera el título de consejera escolar, sin contar con la licencia activa del titular de la banca, firmando documentación y recorriendo las escuelas como tal».

Cabe agregarse que ambas, titular y suplente dudosas, cobran puntualmente sus dietas, que la primera suma a lo que percibe como gerente de Anses.

Los consejeros de la oposición, además, dejaron establecido en su denuncia que «toda esta situación se debe a la complicidad que mantienen Rocío Beláustegui y Agustina Andrada con la presidente del cuerpo Victoria Carey y el director de Recursos Humanos Diego Igoa, que modificaron y falsificaron documentación oficial.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

69 + = 75

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp