Provincia

El gobierno bonaerense gasta casi 2.000 millones de pesos en canastas navideñas

Con la provincia sumergida en una crisis perpetua y el fantasma de las manifestaciones de protesta programadas para diciembre, el gobernador y su ministro de Desarrollo, el kirchnerista Andrés Larroque, buscarán una costosa alianza con las organizaciones sociales.

Las expectativas del Frente de Todos respecto a las próximas elecciones fluctúan entre la confrontación y la confusión. Poco y nada se sabe de los próximos pasos a dar por el gobernador Axel Kicillof, que se mantiene en su piso personal de intención de votos y teme ser arrastrado por los candidatos nacionales.

Mientras tanto, el presidente Alberto Fernández se enfrenta a un kirchnerismo muy duro con su gestión y que procura separarse de la debacle generalizada. Obstinado y solitario, el primer mandatario sostiene su intención de ir por la reelección, aunque no son pocos los que sospechan que no es más que un “bluff” para poder negociar algún espacio en las próximas listas.

En este contexto, el gobernador Kicillof aprovechará el combo Mundial de Qatar – Navidad, con el objetivo de mejorar en algo su imagen. Aprobaciones entre gallos y medianoches en la Legislatura bonaerense, nombramientos que pasen desapercibidos y gastos exorbitantes para sumar la mayor cantidad de adeptos posibles antes de las vacaciones de verano.

Herramienta ya tradicional, Kicillof instruyó a su ministro Andrés “Cuervo” Larroque para que dé rienda suelta al festival de cajas navideñas que los gobiernos regalan año a año. En respuesta, el ministerio de Desarrollo de la Comunidad, según una investigación del portal RealPolitik, desplegó el proceso de compra Nro. 532-0441, que busca confeccionar nada más (y nada menos) que 1.5 millones de canastas para entregar pocos días antes de las fiestas.

Cada una incluirá un pan dulce, garrapiñada de maní, turrón de maní y peladilla de maní. A pesar de que, hasta el momento, no se incluyó en la compra ningún tipo de bebida, el monto a gastar es considerable y no son pocos los que comenzaron a acusar a Larroque de lanzar una compra con sobreprecios.

En total, el ministerio de Desarrollo de la Comunidad estableció un presupuesto de casi 2.000 millones de pesos para las canastas navideñas. Específicamente, unos 1.853.610.000 pesos, que se traducen a un gasto de 1.235,74 pesos por ítem.

Consultados mayoristas de los productos incluidos en las canastas de Larroque aseguraron que “sin las bebidas, y teniendo en cuenta primeras marcas, la canasta debiera tener un costo de entre 950 y 1.000 pesos, lo que implica un sobreprecio de 250 pesos por caja. En apariencia, dicho sobreprecio en menor, pero multiplicado por la cantidad de cajas, son 375 millones de pesos de más”.

El exagerado gasto no es casual. Diciembre se presenta a priori como un mes complejo para el oficialismo, que vio fracasar todas sus estrategias para contener la inflación o apuntalar el empleo, por lo que se esperan numerosas manifestaciones de descontento en las calles. En este escenario, Kicillof repetirá la estrategia del 2021, cuando invirtió más de 1.200 millones de pesos en canastas navideñas para las organizaciones sociales, con el objetivo de “contener la bronca”.

De acuerdo a fuentes oficiales, la entrega de las mismas se planificará y articulará con las organizaciones sociales “amigas”, que tendrán así la oportunidad de quedar bien con sus seguidores e intentar afianzar una alianza que se muestra cada día más endeble.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + 2 =

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp