Provincia

El viceministro de Salud bonaerense reconoció que el gobierno esperaba 150 mil muertos por covid-19

En una entrevista radial, el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, reconoció que Argentina está en pico de la pandemia y que el panorama que el gobierno tenía previsto hasta la semana pasada, era “un escenario de 2 millones de contagios y 150 mil muertos”.

Ante la pregunta sobre la posibilidad de «que en Argentina se viva una situación similar a Italia, España, léase Brasil o Estados Unidos», el segundo de Daniel Gollán respondió afirmativamente. El funcionario camporista estimó que estamos “en la peor fase de la pandemia”. En relación al crecimiento exponencial de circulación tras la apertura en el AMBA, manifestó que “en los números que estaban hasta la semana pasada, con el nivel de flujo que se había estimado en la ciudad de Buenos Aires, con la cantidad de autos (circulando), nosotros teníamos un escenario de dos millones de casos y de 150 mil muertos”.

Precisamente ese mapa habría llevado a replantear al gobierno la apertura y decidir con el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta algunas medidas más rigurosas de control, el cierre de algunos comercios, estaciones de trenes y la puesta en marcha del operativo Detectar para intervenir los barrios más vulnerables del conurbano.

Kreplak agregó que la provincia, junto a los municipios, está testeando en los barrios más populosos mediante el programa Detectar. El disparador fue la detección de numerosos contagios en Villa Azul, que comprende los distritos de Avellaneda y Quilmes. Allí se registraron más de 170 casos de COVID-19 positivo. El barrio quedó completamente aislado.

Según el funcionario, “si ahora logramos reducir eso (el caudal de circulación) más las medidas de mitigación que estamos haciendo, pueden resultar eficaces, esperamos que así sea”, destacó.

“Si este barrio (Villa Azul) nosotros no lo parábamos, sin duda que se iba a contagiar todo el barrio y los alrededores”, aseguró. “Esperemos que esta medida sea eficaz. No lo sé si va a ser eficaz. Lo sabremos en quince días. Pero si no hacemos nada, es una cuestión obvia que en una semana teníamos un brote en Itati”, señaló refiriéndose al barrio lindante a Villa Azul.

El viceministro fue cauto. “Si la mitigación funciona y hay una reducción importante de la circulación de la gente, podemos reducir muchísimo el pico y en lugar de tener dos millones de casos, tener la décima parte”, completó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 3 = 1

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp