Provincia

En los colegios privados bonaerenses, 1 de cada 4 tiene problemas para pagar la cuota

Desde la entidad que los agrupa, estimaron que el 35% de los establecimientos registran más morosidad que el año pasado.

La Asociación de Institutos de Enseñanza Privada de la Provincia de Buenos Aires (AIEPBA) realizó un relevamiento entre los colegios privados que nuclea y determinó algunos datos que dan cuenta de cómo impacta la situación económica.

Los datos señalan que el 35 por ciento de los 990 establecimientos consultados registra “más morosidad” en el pago de las matrículas mensuales que en 2022, al tiempo que casi la mitad de los directivos respondieron que tienen “igual morosidad” que en 2022 y solo el 15 por ciento admite que este año están mejor en ese ítem del funcionamiento administrativo de la institución.

Además, la entidad develó que los colegios afectados por el retraso, tienen hasta un 25 por ciento de morosidad, lo que implica que uno de cada cuatro alumnos presenta dificultades para pagar a tiempo la cuota mensual.

“Hemos constatado en estos primeros meses del actual ciclo lectivo que la morosidad es 10% más que el año pasado, cuando tuvimos retrasos promedio en el sistema de hasta el 15%’’, dijo el director ejecutivo de esa entidad, Martín Zurita.

Según evaluó Gonzalo Peveri, asesor contable de AIEPBA, los colegios quedan «relegados» porque «a la gente no le alcanza la plata y eso repercute en el pago de las cuotas a una de las últimas cosas en pagar en muchos casos”.

El sistema de educación privada en la provincia de Buenos Aires reúne a 1.4 millón de estudiantes en más de 6000 servicios educativos, que van desde colegios que tienen aportes al 100 por ciento para el pago de docentes, hasta institutos sin aporte estatal.

Eso implica que los tipos de morosidad sean diversos y analizaron que «en donde hay una cuota más baja, 10 por ciento por ejemplo, el padre hace un esfuerzo para poder mantenerlo y donde la cuota es más alta y la familia contempla cambiar al hijo de colegio, el porcentaje es más alto’’.

Peveri declaró que dentro de un colegio, el 80 por ciento o más del costo operativo es para afrontar sueldos y cargas sociales, además de que “la situación es crítica ya que la mayoría de los colegios no tienen rentabilidad y están endeudados’’. En ese contexto se produce cierta migración de la matrícula, de colegios privados con cuota media y media alta a menores aranceles o directamente a establecimientos estatales.

Desde la entidad que agrupa a más de 2.300 establecimientos educativos bonaerenses de todos los niveles dijeron que a partir de 2015 empezó a revertirse una tendencia que era la del traspaso del sector estatal al privado.

“En los últimos años se agudizó producto del cierre de las escuelas por la pandemia. No nos consta que esa matrícula pasara al Estado en forma directa. Las autoridades deberían hacer el seguimiento y ver dónde están matriculados esos alumnos. Nosotros vemos que algunos van a jardines clandestinos, jardines blue, espacios de cuidado o directamente no están escolarizados y los inscriben en la escuela primaria sin pasar por el nivel inicial. En el inicio del ciclo lectivo 2023 la matriculación en el nivel inicial se redujo entre un 15% y un 20% en comparación al año anterior”, marcó Zurita.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

88 − 78 =

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp