Provincia

Informe reservado

La economía caerá 3,3% con 30 días de aislamiento, y 5,2% si llega a dos meses

Los efectos del COVID-19 sobre la economía nacional serán devastadores, de acuerdo a un informe reservado del Banco de la Provincia de Buenos Aires, que los investigadores de la entidad hicieron para enviarle al gobernador Axel Kicillof. La construcción será el sector más afectado, con una caída de hasta 15,4%; también habrá fuertes retrocesos en comercio, industria, hoteles, restaurantes y transporte.

El primero que lanzó la voz disonante, una crítica al “aislamiento social obligatorio”, fue el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof. “Una persona con un bar en Argentina no aguando si tiene que cerrar 15 días. Se funde”, apuntó en un teatro de La Plata, horas antes de conocerse el decreto de necesidad y urgencia que estableció el cierre de casi todo desde la 0 hora del jueves.

“Más allá de su formación de economista, y que es su visión, Axel sale a plantear esto por mandato”, confió un allegado al gobernador y ex ministro de Economía. “Mandato de Cristina (Fernández de Kirchner), obvio”, agregó. Kicillof ya tenía en su poder un detallado informe del Banco de la Provincia de Buenos Aires (BAPRO), en el cual se advierte que los efectos económicos serían fuertes con un parate de 30 días (la primera medida consagra 10, parte de los cuales eran originalmente feriados), y devastadores si el COVID-19 obliga a llevarlo a 60 días. En términos de caída del producto bruto, 3,3% y 5,2% respectivamente.

El informe apunta que la construcción será el sector más afectado, con una caída de entre 9,8% (por 30 días de aislamiento) y 15,2% (si llega al doble). Ni siquiera computa una compensación parcial por mayor obra pública. En el ranking de perjudicados siguen el comercio (hasta 4,2% de caída), la industria (3,7% en el peor de los casos) y el sector agropecuario (3,6% de pérdida).

El informe también da cuento de los peores efectos sobre el sector informal de la economía. “Las restricciones pondrán en dificultades la demanda de un conjunto de empleos realizados por cuentapropistas y profesionales que dependen de la afluencia y circulación de la población, que van desde la venta callejera hasta los servicios odontológicos”, señala el informe.

Con un lenguaje más directo, algunos economistas señalan que, si el Estado no inyecta dinero y bienes en los sectores más vulnerables de la economía, “los saqueos pueden comenzar el lunes de la semana próxima”. El informe del Bapro no menciona eso, aunque da a entender que un fantasma recorre el Conurbano, una lógica aplicable a los barrios más humildes de cada ciudad del país.

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 86 = 94

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp