Provincia

Insólito: el Instituto Biológico “Dr. Tomás Perón” no cumple con el protocolo COVID

Mediante un abrazo simbólico, trabajadores del organismo dependiente del ministerio de Salud bonaerense expresaron su malestar por las condiciones en las que desempeñan sus tareas. Falta de elementos de higiene, pedidos de alternancias laborales y declaraciones juradas donde son obligados a decir que no se contagiaron, fueron parte de su reclamo.

Empleados del Instituto Biológico “Dr. Tomás Perón” de Tolosa, dependiente de la Subsecretaria de Planificación y Contralor Sanitario de la cartera que conduce Daniel Gollán, visibilizaron su malestar por el no cumplimiento del protocolo COVID en su lugar de trabajo. Lo hicieron mediante un abrazo simbólico, donde denunciaron las irregularidades a las que se ven sometidos cotidianamente al desarrollar sus actividades presencialmente en plena pandemia.

Si bien hay sectores esenciales, como los que realizan análisis por COVID, todo el personal fue catalogado de esta manera y muchos de ellos podrían llevar a cabo sus funciones desde sus hogares o por un sistema de alternancia tal como lo efectuaron el año pasado. No obstante, el director provincial del organismo, Arturo Hoya, les quitó ese beneficio del cual se “había jactado” de conseguirlo en una asamblea desarrollada con los trabajadores, según contaron a Real Politik testigos del momento.

“Se consideró un superhéroe por darnos las alternancias”, relataron y agregaron: “ahora nos dice que el virus es un bichito”. Cabe aclarar que, al ser declarados esenciales, no cuentan con este sistema de alternancia por el que iban al Instituto dos o tres veces por semana, una disposición en la que “nunca se atrasaron las tareas”, detallaron. En este marco, desempeñan sus tareas con “poco” personal de limpieza, que incluye 6 o 7 personas para “todo” el organismo. Además, remarcaron que “faltan” insumos de higiene como lavandinas y señalaron la “escasa” sanitización de oficinas y áreas de uso comunes ya sean baños, escaleras o pasillos.

Como si fuera poco, quienes resultaron contagiados de coronavirus, son obligados a firmar una declaración jurada diciendo que “no se contagiaron en el Instituto”, criticaron. También, al certificar este documento, los allegados a los infectados “no son considerados contactos estrechos”, por lo que tampoco se pueden aislar en sus domicilios particulares. Finalmente, destacaron que hay ámbitos laborales donde es “imposible” cumplir el protocolo porque “no hay ventilación cruzada” ni tampoco “son lugares espaciosos” para respetar el distanciamiento social correspondiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

79 − 77 =

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp