Provincia

Kicillof dejó sin trabajo a miles de enfermeros becados

Se trata de profesionales que fueron contratados en marzo bajo las becas de Infecciones Respiratorias Agudas Bajas (IRAB). Con motivo de la pandemia, les extendieron su vínculo con la provincia pero a fin de año dan de baja sus contratos y exigen la continuidad laboral, al menos, con otras becas.

Miles de enfermeros de hospitales de toda la provincia de Buenos Aires se encuentran movilizados a la espera de una noticia satisfactoria por parte del gobierno de Axel Kicillof, que implica mantener sus puestos de trabajo. Son profesionales que fueron contratados, como todos los años, previo al invierno en el marco del refuerzo de personal para cubrir la demanda de enfermedades respiratorias como la bronquiolitis.

A pesar que generalmente utilizan sus servicios por únicamente tres meses, en esta ocasión extendieron sus contratos por la saturación del sistema sanitario que requirió el coronavirus. Paola Martínez, una de las damnificadas que desempeña tareas en el hospital de Niños de la ciudad de La Plata, detalló: “Continuaron nuestras becas porque abrieron salas para casos sospechosos COVID y, al haber falta de personal, nos mandaron a cubrir diferentes servicios”.

Sin embargo, contó la precariedad laboral que atravesaron: “Trabajamos feriados y domingos, pero no nos corresponde aguinaldo ni vacaciones que, por cierto, todavía les deben a gente del año pasado”. En cuanto al vínculo con la gestión bonaerense, explicó: “Nunca vimos un contrato, solo íbamos a recursos humanos y firmábamos pero nada concreto hasta el 31 de diciembre”.

En tanto, especificó en qué condiciones epidemiológicas desarrollaron sus actividades. “Hubo compañeros que contrajeron el virus y, por tal motivo, fallecieron familiares suyos. Además estuvimos constantemente bajo una situación de estrés y ahora, de repente, nos finalizan el contrato para que tal vez nos vuelvan a llamar en marzo; es un manoseo” cuestionó.

Finalmente, aclaró que sus respectivos gremios van a tener reuniones con representantes del ministerio de Salud provincial mientras “peleamos por seguir trabajado”, sostuvo. “Queremos continuar ya sea con las becas IRAB o las del programa Contingencias”, concluyó ante la insensibilidad de un gobierno provincial que las usó como esenciales y ahora las rechazan como si fuesen descartables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − 16 =

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp